Mayra Montero

Punto de vista

Por Mayra Montero
💬 0

Queridos candidatos: pónganse en modo realidad

Ya es imposible que el próximo lunes, día 30, se levante el toque de queda. No están las condiciones para eso, ni aquí ni en los demás países golpeados por el coronavirus. Dos semanas no han sido suficientes en ningún lugar, y eso se veía venir. Pero los gobiernos han optado por no angustiar demasiado a la población e ir anunciando el confinamiento por etapas. Dos semanas primero. Dos más tarde. Hasta después de pasados 20 o 30 días, no empiezan a verse los efectos.

La pandemia no solo nos transforma a nivel individual, sino que, en año electoral en los Estados Unidos y en Puerto Rico, levanta un desafío casi insalvable para la oposición. Las contiendas políticas, todas, se afincan en una batalla elemental: el contraste entre los mediocres resultados de los incumbentes y las promesas de rectificación de los aspirantes. Eso en tiempos normales.

Un fenómeno catastrófico —pudo ser esta pandemia, como pudo ser un meteorito que pasara cerca, o una visita hostil de los alienígenas— trastoca las prioridades. Y aquí se van a trastocar por meses.

Los líderes de la oposición tienen que estar desconcertados. De hecho, desconcertados estamos todos, pero ellos más. Uno de los pilares del trabajo político es la socialización; la inserción de lealtades, de ideas, de estrategias, todo proyectado desde la cotidianidad y la vida social, algo que ahora no existe. Y como el trabajo político no se había hecho antes; como los partidos de oposición carecen de herramientas colectivas para ayudar con la crisis y hacerse presentes, me parece que tienen un problemita.

Algunos candidatos a distintos cargos en los próximos comicios se limitan a tirar vídeos caseros, pero en ellos no hay sustancia, porque ante la emergencia y la anunciada asignación de fondos, sus palabras se vuelven superficiales y tienden a repetir lugares comunes sobre las medidas de prevención. Esta pausa les representa un desgaste imprevisto. Es cuesta arriba hacer política —teniendo en cuenta que hacer política es cargar contra el adversario, siempre ha sido eso—, cuando solo hay dos caminos en medio del terrible azote: o apoyar los esfuerzos del gobierno, brindándose para arrimar el hombro, o replegarse en la casa.

Ahí tienen a los replegados.

Tantas cosas que han podido empezar a hacerse: coordinar la confección de máscaras; llevar artículos de primera necesidad a los viejos solos, o a las residencias de ancianos; alcanzarles, también, comida para las mascotas; pasar por los hospitales a dejarles caldito a los médicos. Dar la cara, con mascarilla y guantes, pero darla. Porque cuando vuelvan a salir a hacer campaña, nadie se va a acordar de ellos. Levantar imagen después de una pandemia es un ejercicio inédito para los partidos.

Lo último, en los mensajes caseros de los opositores políticos, es que empiezan a aflorar las insinuaciones de manejos turbios en la compra de computadoras, una gestión anunciada por la gobernadora como parte del paquete de ayudas del gobierno. ¿No saben que hay un síndico en Educación? ¿No? Pero más que eso, ¿no saben que hay un almirante llamado Peter Brown, un alegado “enlace” con la Casa Blanca, que lo vigila todo? ¿No vieron a dos de los miembros de la Junta de Control Fiscal —el presidente del organismo y la directora ejecutiva— parados detrás de la gobernadora?

De no surgir pronto un medicamento efectivo, o la ansiada vacuna, nos queda contención como para dos meses. 

Legisladores, candidatos, jefes de campaña: pónganse en modo realidad y colaboren.

Otras columnas de Mayra Montero

jueves, 26 de marzo de 2020

Aquí no hay nada que ocultar

Mayra Montero apunta que Puerto Rico compite con decenas de países, cuyos sistemas sanitarios demandan una enorme cantidad de pruebas del coronavirus

jueves, 19 de marzo de 2020

Descontrol en la Legislatura

¿Qué negocio cerrado puede seguir pagando los salarios como si nada? Pero al tratarse de una crisis global, esas cadenas también estarán cerradas o a punto de cerrar. El planeta entero está cerrando, escribe Mayra Montero

domingo, 15 de marzo de 2020

Falso toque de queda

El toque de queda suena impresionante. Pero no lo es. De nueve de la noche a cinco de la mañana es un engañabobos: inútil, condescendiente y peligroso, porque provoca una falsa sensación de seguridad en la gente, según Mayra Montero

miércoles, 11 de marzo de 2020

Coronavirus: tiemble a su gusto

Mayra Montero señala que el miedo estimula nuestra imaginación y nos ayuda a defendernos

💬Ver 0 comentarios