Noel Algarín Martínez
💬 0

¿Quién dejó suelto al lobo?

Por los pasados días, la sala de un tribunal en  Lansing,  Michigan, sirvió de escenario a la develación  de uno de los   mayores escándalos de abuso sexual en el deporte. Allí, un centenar de mujeres, adolescentes y niñas, algunas de ellas entre las mejores gimnastas de tiempos recientes, narraron  los abusos a los que las sometió el doctor Larry Nassar, un exmédico del equipo  de gimnasia de Estados Unidos  (1986-2015) y exprofesor en la Universidad de Michigan State, donde también operaba una clínica.

En 2017, Nassar, de 54 años, se declaró culpable de abusar sexualmente de decenas de menores en su despacho de la universidad, en su casa y en un club de gimnasia  en  Lansing. El doctor,  quien ya  cumple una pena de 60 años por cargos de pornografía infantil, está a la espera de conocer su  condena esta semana.

Como parte de la vista de sentencia que comenzó el pasado martes, la jueza Rosemarie Aquilina abrió su sala  a las víctimas de Nassar, que son muchísimas más que las vinculadas al caso criminal, para que compartieran sus historias en persona o por  escrito. Una por una, cerca de un centenar de víctimas  del médico fueron  contando sus experiencias, mostrando al mundo con  gran coraje sus heridas más profundas en presencia del hombre que las  infligió.

“Quizás a estas alturas ya lo sabes, pero las niñitas no son pequeñas por siempre. Crecen y se vuelven mujeres fuertes que regresan para destruir  tu mundo”, le dijo Kyle Stephens a Nassar en medio  de uno de los testimonios más poderosos de las vistas.

“Con él comenzó el proceso de autodestrucción de mi hija”, expresó, por su parte, Donna Markham, madre de Chelsea, quien fue abusada por Nassar desde los 10 años cuando la atendió por primera vez por una lesión en la espalda tras una caída de la barra de equilibrio. Según Donna,  las secuelas de las agresiones  sexuales llevaron a   su hija   a un ciclo de dolor y abuso de drogas que terminó con su suicidio a los 23 años. 

A la par con los testimonios en sala —que incluyeron los de estrellas de la gimnasia de Estados Unidos como Aly Raisman, McKayla Maroney y Jordyn Wieber—, la gimnasta Simon Biles, ganadora de cuatro medallas de oro en los Juegos Olímpicos de Río 2016, contó la pasada semana en un mensaje en su cuenta de Twitter  que también había sido abusada por Nassar. Gaby Douglas, otra de las gimnastas más exitosas de Estados Unidos, también fue su víctima.

Antes de llegar a este punto en que por fin será condenado por sus décadas de abusos, Nassar gozó de absoluta libertad e impunidad para destruir la vida de cientos de niñas y adolescentes.

Consta que en diversas instancias, tanto personal de  Michigan State, entrenadores, miembros de la federación de gimnasia de Estados Unidos y de su Comité Olímpico habían recibido  denuncias sobre las acciones de Nassar. Nunca pasó nada. Incluso, la universidad investigó una querella de abuso sexual  presentada por una estudiante en 2014, y fue exonerado. Por años, el doctor tuvo  vía libre para  abusar de  gimnastas y pacientes menores de edad sin ninguna consecuencia, pese a que había suficientes razones para que  estas instituciones actuaran y lo llevaran a las autoridades.

No es hasta  2016, cuando el periódico Indianapolis Star publica una investigación sobre décadas de mal manejo  de denuncias de abuso sexual  en la federación de gimnasia estadounidense, que finalmente comienza el proceso que termina con las acusaciones contra Nassar.

Resta entonces  dilucidar el nivel de responsabilidad en esta gran tragedia de las instituciones que empleaban a Nassar y que de alguna forma dieron espacio a sus abusos. Se conoce de denuncias en su contra desde la década del 90. Si alguien hubiese actuado entonces, quizás se hubiese salvado a cientos de menores de las garras de este  lobo  en piel de cordero.

Otras columnas de Noel Algarín Martínez

domingo, 17 de junio de 2018

“Los caminos del gol son infinitos”

La selección de Uruguay tiene mútiples maneras de vencer a sus rivales y justamente eso les hace una de las favoritas en Rusia 2018 ante los ojos del subdirector de Deportes, Noel Algarín Martínez.

sábado, 16 de junio de 2018

Hijos del corazón e hijos de sangre

El periodista Noel Algarín Martínez narra cómo involucrarse en la crianza de la hija de su esposa le ha dejado grandes lecciones de vida ahora que se estrena como papá biológico.

domingo, 10 de junio de 2018

El mejor equipo en la historia de la NBA

Para mi generación, cuando se habla del mejor equipo en la historia de la NBA, es muy probable que la mayoría apunte a los Bulls de Chicago de la campaña 1995-96.

domingo, 3 de junio de 2018

Los Cavaliers necesitan un ataque de amnesia

Tras dejar escapar la victoria en el primer partido de la final de la NBA ante Golden State, Cleveland tendrá que probar que sus errores no le pasarán factura el resto de la serie.

💬Ver 0 comentarios