Cristian Martínez Medina

Punto de vista

Por Cristian Martínez Medina
💬 0

“¿Quieres defender tu Constitución? Ahora estás arrestado”

Aún recuerdo como hoy mi primer encuentro con Giovanni Roberto. Recuerdo que con una sola frase pudo sacudir mi día. Ese día buscaba algo que almorzar con mis compañeras de la IUPI cuando alguien me dijo: “están vendiendo pollo en salsa de guayaba, arroz guisado, codito y hasta tienen opciones veganas”. 

El Comedor Social tenía un menú espectacular y las manos que me servían eran racializadas como las mías. Pero eso no fue mi mayor sorpresa. La frase que me sacudió fue cuando me dijo: “la comida no tiene precio”.

Por un segundo no entendí. Muchas preguntas me arroparon. Me pregunté si era una broma, o cómo pensaban mantener su “negocio”. Mis preguntas no nacían desde la ignorancia, sino desde el individualismo. Días después Giovanni Roberto me explicó que el Comedor Social no era un negocio; que los comedores sociales son una iniciativa social autogestionada que vivía de la solidaridad y que entendía “que nosotros no comemos austeridad”. Esa fue una de las muchas enseñanzas que me dejó la Universidad de Puerto Rico. 

Hoy, siete años después, lloro mientras escucho una y otra vez cómo un oficial de la Policía de Puerto Rico le dice a Giovanni Roberto mientras lo arresta: “¿Quieres defender tu Constitución? Ahora estás arrestado, defienda su constitución en el tribunal”. Palabras que salen de la boca de un policía que se sentía que cumplía la ley amparándose en las palabras de Wanda Vázquez y su orden ejecutiva con tonos dictatoriales. 

No es el policía, y ni siquiera es Giovanni; es Wanda Vázquez una gobernadora no electa que le dice al Pueblo de Puerto Rico que sus derechos de libre expresión y protesta, ella los puede suspender firmando un papel. Esto representa una grave herida a cualquier intento o sueño de democracia que haya tenido cualquier persona que vive en Puerto Rico.

No quiero que me malinterpreten. Fui de los primeros en felicitar la decisión de protegernos a través del distanciamiento físico, pero no a cuenta de mis derechos. Es importante recordar que ni la distancia, ni las mascarillas deben alejar ni acallar nuestros reclamos.

Tenemos que entender el contexto en el cual los Comedores Sociales convocaron la Caravana por la Vida (cumpliendo todas las medidas necesarias de seguridad). Después de aproximadamente dos meses de un toque de queda que terminó de detener una economía destrozada por más de 10 de años en depresión económica, el hambre en Puerto Rico se ha acentuado.

Los manifestantes esta semana solo pedían que se abrieran los comedores escolares, que en esta pandemia se atendiera a la gente con dignidad y que el pueblo tuviera acceso a lo que siempre ha sido suyo. Acciones como las de esta semana deterioran la aspiración democrática de Puerto Rico, menoscabando derechos y creando precedentes peligrosos. 

A Giovanni Roberto lo arrestaron por recordarle a la gobernadora Vázquez y a la administración penepé que el pueblo tiene hambre. “Yo lo que quiero es comida pa’ los pobres, yo lo que quiero es comida pa’ los pobres”, ese es el cántico que se escuchó desde la celda donde retuvieron por unas horas a Giovanni Roberto en Hato Rey, Puerto Rico. Aquí, Puerto Rico, donde el hambre es ignorada y donde la protesta es apresada. 

Otras columnas de Cristian Martínez Medina

💬Ver 0 comentarios