Gazir Sued

Buscapié

Por Gazir Sued
💬 0

Quimeras

La libertad es una quimera, dicen los sabios del realismo ilustrado; una ilusión irrealizable para la razón de las ciencias; un anhelo imaginario sin un más allá del deseo que la inventa; una palabra mágica ingeniada por antiguos poetas, de la que se sirven los políticos para embaucar a los pueblos; un cuento infantil que despierta la maldad del carcelero y acaricia los sueños del prisionero; la gran promesa del opresor y la esperanza del oprimido…

La libertad es una quimera, dicen los más espabilados pensadores, apalabradores de la realidad y sus desencantos, críticos de sus ingenuidades e ignorancias, desmentidores de sus fantasías, condenadores de sus delirios; irónicamente libertarios, paradójicamente libertadores. Al parecer, la quimera libertad también es una trampa para quien la niega; horizonte inalcanzable de los justos; bandera de lucha e himno marcial de quienes luchan por ella; principio, finalidad y consuelo para la conciencia ensangrentada de los combatientes en una guerra; vino dulce en los labios del tirano y veneno mortal que se vierte secretamente en sus copas…

La libertad es una quimera, es verdad. La realidad, para bien o para mal, está hecha de quimeras. Así como la quimera libertad es la brutal violencia que libera, es un crimen siempre para el que encadena; una enfermedad mental para la policía moral de la existencia; tentación pecaminosa para quienes creen que Dios no es una quimera, prisioneros de sus almas carceleras, también quimeras.

La quimera libertad es dolor de cabeza para los fanáticos religiosos; pesadilla para los cobardes; amenaza constante para los más privilegiados; canto de sirena que arrastra al aventurero incauto contra los arrecifes de su ignorancia y a la vez estrella fantasmagórica que le guía en las rutas de sus hazañas; es el poder del más fuerte para hacer las leyes y es la fuerza que se invoca para conservarlas, para cambiarlas o erradicarlas. La quimera libertad es la diosa madre de los derechos humanos, y la humanidad su hija predilecta…

Otras columnas de Gazir Sued

viernes, 17 de agosto de 2018

Decir por decir

Gazir Sued reflexiona sobre el inicio de un nuevo semestre académico y la situación del sistema público de enseñanza

💬Ver 0 comentarios