José M. García Rivera

Punto de vista

Por José M. García Rivera
💬 0

Radiografía a Dorian y otros ciclones estacionarios

¿Recuerda a Harvey (2017) y a Frances (2004) o la tormenta tropical Allison (2001) y el ciclón huracán Keith (2000)? ¿Sabe qué tienen en común con el huracán Dorian, ahora más cerca de la costa sureste de Estados Unidos? Todos llevaron rutas estacionarias (o sumamente lentas) afectando a tierra por un número elevado de horas. ¿Qué hace que Dorian sea un evento tan especial e indudablemente histórico? Dos aspectos resaltan: la intensidad extrema del mismo (en exceso de 185mph sostenidos al tocar tierra), y la localización. 

En casos anteriores de ciclones estacionarios las intensidades mayormente habían sido moderadas. Por ejemplo, Harvey (2017) fue categoría 4 al moverse sobre tierra, pero su evento de movimiento errático ocurrió cuando era ya una tormenta tropical, la cual generó inundaciones devastadoras en la zona de Houston, Texas. Allison (2001) también fue una tormenta tropical en posición similar a Harvey, pero sus efectos devastadores fueron relacionados nuevamente a lluvias extremas y persistentes. Frances (2004) tuvo un movimiento lento y errático en una posición similar a Dorian: el noroeste de las Bahamas. La diferencia estriba en que Frances era mucho más débil (categoría 2 moderado) y que procedió a unas 4-5 mph hacia la zona de Palm Beach. No lo olvido porque fue mi primer huracán fuera de Puerto Rico, experimentado en la zona de Jupiter Island, Florida, la cual se estima que tuvo vientos huracanados por 18 horas, de tormenta por 36 horas, y calma del ojo de aproximadamente cinco horas. 

El análogo más parecido a Dorian que puedo encontrar en décadas recientes en el Atlántico es Keith (2000). Este afectó a los Cayos de Belice por un periodo de cerca de 24-30 horas como huracán de categoría 3-4. El impacto fue devastador para aquellas islas debido a la larga exposición a vientos huracanados de alta intensidad. Esto sería algo similar a tener a un huracán Hugo en la zona noreste, Vieques y Culebra durante más de un día. Aun así, todos los precedentes aquí expuestos se quedan cortos (y por mucho) en comparación al impacto nuclear que Dorian le propinó a Abacos y Grand Bahama. En este rubro los libros de historia se han quemado literalmente.

Se tiene conocimiento de ciclones tropicales tocando tierra con vientos de 185mph o más. El 1935 Labor Day Hurricane arrasó con los Cayos de la Florida con vientos estimados de 185mph, similar a Dorian. Más recientemente, el tifón Haiyan (2013) niveló villas en el sureste de las Filipinas con una intensidad estimada por satélite (no medidas de cazahuracanes) de 195mph. Los azotes extremos a tierra ocurren, lo especial de Dorian es la duración del castigo a una misma zona. ¿Por qué entonces se mantuvo tan intenso por tantas horas si afectaba a tierra? ¿No y que la tierra debilita a los huracanes? Preguntas válidas, ambas. La realidad es que el pequeño tamaño y falta de montañas hacen que Abacos y Grand Bahama no sean mucho estorbo para Dorian o cualquier otro ciclón. En este caso el debilitamiento observado se debe mayormente a que el huracán estuvo tantas horas sobre la misma zona marítima, consumiendo gran parte de la energía de calor oceánico que tanto necesitan los huracanes para sobrevivir. 

La próxima pregunta sería: ¿Se están volviendo más comunes los casos de ciclones con movimiento errático cerca de tierra? Dentro de este campo se comienza a proponer que esto es correcto, y que el cambio climático puede estar influyendo en este tipo de comportamientos en las tormentas, pero las pruebas no son definitivas. Los ciclones tropicales se mueven dentro del flujo de aire a gran escala controlado por dos factores principales: altas presiones, y vaguadas. Estos sistemas se mueven lento o se estacionan en condiciones muy específicas, que propician una “zona muerta” de vientos ambientales. Esto hace que los ciclones se queden “esperando” a que una vaguada o alta presión se fortalezca para que los vientos ambientales aumenten y se genere un movimiento de traslación. 

Con huracanes fuertes como Dorian, miramos a los niveles medios de la atmósfera (15,000-20,000 pies de altura) ya que los vientos a esta altura influencian más en la ruta. Tormentas y huracanes débiles responden más a vientos en niveles bajos, ya que estos sistemas no tienen alturas tan importantes. Al acercarse a las Bahamas, Dorian iba moviéndose al oeste gracias a una alta presión al norte del huracán. El sábado comenzó el fatídico colapso en las corrientes de aire, ya que la alta presión se retiró al este mientras esta se debilitaba. 

En este escenario normalmente una vaguada viene del noroeste y causa que el huracán haga una “recurvatura” hacia el norte y noreste eventualmente. Este es el conocido “tubo que chupa” de Don Cholito. Lo que ocurrió en este caso fue que la primera vaguada no fue lo suficientemente fuerte ni extensa como para influenciar la ruta de un monstruo de la fuerza de Dorian (los categoría 5 pueden ser más difíciles de mover debido a su altura extrema en la atmosfera). Entonces, el huracán quedó sin movimiento de traslación durante el domingo y lunes, “esperando” a que otra vaguada procedente del noroeste lo “recogiera”, que es lo que estamos observando hoy martes. En el interin devastación total y sin precedentes para el noroeste de las Bahamas. Con el pasar de los días nos enteraremos del resultado real de este huracán allá. Sospecho que, desgraciadamente, solo estamos viendo la punta del iceberg


Otras columnas de José M. García Rivera

jueves, 14 de noviembre de 2019

¿Se formarán huracanes en noviembre?

Puerto Rico raramente es afectado por huracanes para estas fechas, pero debemos estar preparados durante toda la temporada, escribe José M. García

miércoles, 2 de octubre de 2019

El giro del huracán Lorenzo

El meteorólogo José M. García argumenta sobre el giro de Lorenzo, de huracán a ciclón extratropical, con intensidad destructiva

domingo, 22 de septiembre de 2019

¿Es posible domar a los huracanes?

El meteorólogo José M. García alude a los intentos humanos por controlar la naturaleza y domar a los huracanes

💬Ver 0 comentarios