Mari Mari Narvaéz

Buscapié

Por Mari Mari Narvaéz
💬 0

REbELizam

Ya sé que decir “vivimos momentos de mucho espanto, de incertidumbres” es una cuestión muy estéril. Por lo obvia, por lo redundante, hasta babosa, vamos. Reniego a diario de este estado esquizo de infancia política y adultez personal. Me supura más la herida putrefacta del control, ahora dramatizado en este estado dictatorial de ‘PROMESA’. Sus devotos incondicionales, aprovechando el momento para expandir su privilegio y exhibirlo pornográficamente, como una barriga intrépida bajo dosis exorbitantes de cebada, me provocan asco. Así que tengo mi dosis saludable de realismo y malestar. La furia me sobra.

Pero celebro que desde hoy se le dedica La Campechada a Elizam Escobar, exprisionero político, genio plástico y creativo. No solo me conmueve el merecidísimo homenaje. Me emociona y me renueva de esperanza que cada vez más gente, toda la posible, se alimente de Elizam. Artista, escritor, profesor, revolucionario de verdad, de dar literalmente la libertad por la independencia de Puerto Rico, Elizam nos ha enseñado una corriente muy sofisticada de pensamiento político y filosófico y un talento expresivo, tal vez, inédito en un solo artista puertorriqueño. También nos ha enseñado el error, el defecto y la candidez de asumirlos como se asume a los hijos, tal vez. Irremediablemente. En él me es imposible trazar los límites entre el artista y el revolucionario, tal vez porque “la vida es lucha toda”, como decía Juan Antonio Corretjer, y para Elizam el arte “es la continuación de la vida por otros medios”, según me decía en una entrevista hace solo un par de años.

Podemos ir de mal en peor, no tener la población más radical del mundo, haber cedido demasiado. Pero tengo este “filin” (un “deja vu”) de que, mientras exista un Elizam, un Oscar, una Lolita, seguiremos siendo frágiles, hasta diminutos si se quiere. Pero, ante todo, seguiremos siendo un peligro, un riesgo indeseable para la nación más poderosa del mundo que, 118 años después, sigue sabiendo que nunca le perteneceremos en el sentido vasto de la palabra. Que se entere la Juntita esa lo que celebramos este fin de semana. Porque les compete.

Otras columnas de Mari Mari Narvaéz

viernes, 15 de septiembre de 2017

Los reposados en "apoyo" a la AEE

La escritora Mari Mari Narváez señala las contrataciones de empresas privadas que ha realizado la AEE en momentos en los que aún trabajan por reinstalar el servicio en el país

viernes, 18 de agosto de 2017

¿Qué celebra el Senado?

La escritora Mari Mari Narváez cuestiona qué motivos hay para celebrar el centenario del Senado de Puerto Rico

💬Ver 0 comentarios