Gustavo Vélez

Punto de Vista

Por Gustavo Vélez
💬 0

Recuperación con esfuerzo propio

A casi 20 meses del impacto devastador del huracán María, algunos indicadores comienzan a reflejar un proceso gradual de recuperación moderada de la economía.

Parece que ha transcurrido mucho más tiempo de aquella fatídica madrugada del 20 de septiembre de 2017, cuando todos presenciamos, atrapados por el pánico, cómo la furia de María destruía el terruño borincano.

Puerto Rico se levanta, fue la frase que se convirtió en una especie de respuesta colectiva quizás para animarnos emocionalmente y comenzar el proceso de reconstrucción de la isla.

Hay muchas estampas, aún frescas en la memoria traumatizada de la gente, como por ejemplo, la pasarela de políticos de Estados Unidos, que incluye el liderato del Congreso, y al presidente Donald Trump, quien lanzó rollos de papel toalla en un centro comunal en Guaynabo.

Aquellas visitas estuvieron matizadas por promesas de ayudas multimillonarias para financiar la reconstrucción de la isla. Los símbolos más tangibles de esa recuperación, eran FEMA y los miles de efectivos militares que ocuparon nuestras avenidas y pueblos, para ayudar a que el país regresara a la normalidad.

Hay recuerdos de los artistas y deportistas puertorriqueños mientras llegaban en aviones fletados para traer ayuda a un pueblo herido por la madre naturaleza. Gradualmente, todos comenzamos a dejar de ser las víctimas de María para convertirnos en protagonistas de la reconstrucción física y económica de Puerto Rico.

Hoy la psicología colectiva de la gente parece competir entre la expectativa de que lluevan los miles de millones prometidos por el gobierno federal —$40,000 millones para ser exactos— y el deseo de comenzar a hacer las cosas por nosotros mismos.

Los ciudadanos comienzan a entender que vivimos en un momento de bastante soledad, en lo que se refiere a la atención por parte de nuestro benefactor del norte, que históricamente nos ha tendido la mano en situaciones de crisis. Ese entendimiento, es clave para comenzar a romper el molde de la dependencia real y mental hacia el rol de los fondos federales en nuestra vida social y económica.

Si bien es cierto que la inyección, hasta el momento de sobre $12,000 millones del gobierno federal, ha tenido un rol importante para levantar a Puerto Rico, no deja de ser menos cierto que la voluntad de los ciudadanos y empresarios para viabilizar la recuperación también ha tenido peso. Un análisis elaborado por Inteligencia Económica, y que próximamente haremos público con detalles, evidencia que 20 meses luego del golpe del huracán María la economía está llegando a los niveles previo al huracán.

El empleo asalariado, la actividad hotelera, las ventas de cemento, el consumo de energía, y la actividad financiera, son algunos de los indicadores analizados que evidencian un proceso gradual y moderado de estabilización de la economía que hace un poco menos de dos años fue destruida casi en su totalidad.

No olvidemos que previo al impacto del ciclón, la economía venía de una depresión de diez años, y meses antes, el gobierno se había acogido a un proceso de quiebra bajo el Título III, que provee la ley federal conocida como Promesa. Sería un error obviar también que el gobierno opera bajo una sindicatura a cargo de una Junta de Supervisión Fiscal, que implementa a su vez dolorosos, pero necesarios ajustes fiscales para sanear las finanzas públicas.

Posiblemente, cuando miramos el cuadro completo descrito anteriormente, no es arriesgado concluir que estos años sean los más decisivos que haya tenido nuestro pueblo en su historia moderna reciente.

De la crisis financiera y la devastación, contextualizada por la soledad de nuestro pueblo, existe una posibilidad de que pueda nacer un nuevo Puerto Rico más fuerte y determinado a hacer las cosas bien y construir una nueva economía.

Otras columnas de Gustavo Vélez

jueves, 15 de agosto de 2019

La generación que puede salvar a Puerto Rico

Gustavo Vélez declara que los millennials son la nueva fuerza a la que no se le ha dado el espacio para que pueda poner sus ideas sobre la mesa y ser parte de la construcción del nuevo Puerto Rico

miércoles, 7 de agosto de 2019

La Constitución y la crisis económica de Puerto Rico

Gustavo Vélez expresa que el Tribunal Supremo tiene ante sí una decisión difícil que puede determinar el orden de sucesión de la gobernación y afectar la estabilidad que necesita la isla para posibilitar su recuperación económica

viernes, 2 de agosto de 2019

Necesitamos más líderes y menos políticos

Gustavo Vélez expresa que las ambiciones personales de algunos líderes políticos han secuestrado el proceso legislativo, y mantienen en el limbo político y gubernamental a Puerto Rico

💬Ver 0 comentarios