Bárbara I. Abadía-Rexach
💬 0

Reggaetón feminista

Cuando la musicóloga feminista española Laura Viñuela Suárez señaló en un medio asturiano que la crítica al género musical del reggaetón es reduccionista y descontextualizada, y que hay letras de Joaquín Sabina, por ejemplo, que son machistas y peligrosas, hasta el periodista y escritor español Arturo Pérez Reverte la llamó idiota peligrosa.

Para Viñuela, que dictó la conferencia inaugural en el 2do Simposio Internacional Mujeres en la Música, que se lleva a cabo en la Universidad de Costa Rica, hay que poner en contexto de dónde proviene la demonización al popular ritmo, que ya no se asocia exclusivamente con jóvenes puertorriqueños. Aunque la mayoría de sus exponentes más reconocidos son boricuas, el reggaetón se produce en otros países latinoamericanos como: Cuba y Colombia y goza de una sólida fanaticada compuesta por mujeres españolas.

Hay masculinidades que se laceran cuando las mujeres hablan y denuncian la inequidad de género o cuando no repiten sus discursos hegemónicos y patriarcales. Que a las mujeres les guste el reggaetón, ofende a los machos.

Equiparar la música de Sabina al reggaetón supone, para mucha gente, una comparación viciada. Lo que no se dice es que más allá de criminalizar al ritmo del “tra, tra, tra” subyace la desvalorización y prejuicio a quienes producen, escuchan y bailan reggaetón. Es un asunto que intersecta con la raza, la clase y el género.

Recientemente, impartí un curso de Antropología y Arqueología del género en el que la música, como herramienta de análisis, cobró un papel importante. Mis estudiantes conformaron un corpus de canciones con letras misóginas y sexistas, de géneros musicales e idiomas variados.

No se puede asumir que toda la gente que sigue el reggaetón carece de capacidad crítica. Hace falta empezar a mirar esta música como un terreno fértil para transformar historias. Pues, hay mujeres que se reapropian del reggaetón para contar sus historias y empoderarse de sus cuerpos.

Usar el reggaetón para reclamar la equidad de género e invitar, a nivel internacional, a la huelga de mujeres el próximo 8 de marzo debe ser una música para todos los oídos.

Otras columnas de Bárbara I. Abadía-Rexach

miércoles, 7 de noviembre de 2018

Maldito cáncer

Bárbara Abadía Rexach narra su experiencia al descubrir, "por curiosa y desobediente", el reporte sobre diagnóstico de cáncer dirigido a su progenitora

jueves, 25 de octubre de 2018

La sociedad cisgénero

La antropóloga Bárbara Abadía Rexach comenta sobre el plan Trump de asociar la identificación de género con la genitalia con la que nacen las personas

miércoles, 10 de octubre de 2018

Pleitesía a los amos violentos

La antropóloga Bárbara Abadía Rexach argumenta sobre la violencia presente en el clasismo, machismo, racismo, xenofobia, homofobia y otras acciones que, en Puerto Rico, y en otros países, surge del poder con el que unos pocos controlan a la mayoría.

jueves, 27 de septiembre de 2018

Inequidades

La antropóloga Bárbara Abadía Rexach argumenta sobre el impacto social de la inequidad en Puerto Rico, exacerbada tras el paso del huracán María

💬Ver 0 comentarios