Roberto E. Vélez Rodríguez

Tribuna Invitada

Por Roberto E. Vélez Rodríguez
💬 0

Repudio de la indecencia en Alabama

Ayer se celebraron las elecciones especiales para llenar la vacante que dejó Jeff Sessions al ser nombrado “Attorney General” de los Estados Unidos. Sessions era uno de los dos senadores federales por Alabama, un estado dominado por el Partido Republicano.

Una vez es nominado por el presidente Donald Trump para ejercer el cargo que aquí llamamos secretario de Justicia, el gobernador de Alabama nombró a un senador interino de nombre Luther J. Strange. Luego Strange participó en una primaria especial republicana con el apoyo de Trump y del vicepresidente Mike Pence, y perdió ante el juez Roy Moore.

Este último ha tenido una carrera en la judicatura estatal de Alabama. Contrario a Puerto Rico, en Alabama las sillas en el Tribunal Supremo son electivas.

En esta elección especial, el juez Moore se enfrentaba a Doug Jones, un demócrata anti-muro de Trump, favorecedor de los derechos de la mujer en cuanto al aborto, apoyado por sectores de la comunidad LGBT. Por estos factores se le considera liberal. Tengamos en cuenta que Alabama es uno de los estados más conservadores y probablemente se daba por hecho que Roy Moore ganaría por un amplio margen.

Todo lucía bastante evidente hasta que nueve valientes mujeres dieron un paso al frente al denunciar su conducta sexual inapropiada, incluso cuando ellas eran menores de edad. Una de estas mujeres relató cómo Moore la agredió sexualmente y luego le dijo que si contaba lo que había sucedido nadie le creería ya que en aquel momento él era el “District Attorney”.

Ante estas terribles y repudiables imputaciones, muchos miembros del Partido Republicano le pidieron a Moore que desistiera de la candidatura. Pero él hizo caso omiso. El propio Trump le pidió que se echara a un lado para luego apoyarlo completamente pese a las imputaciones.

Con esto, Trump y muchos afiliados al Partido Republicano prefirieron poner al partido antes que a su país. Aparentemente, para ellos es más importante tener un voto a favor de su agenda de derecha que una persona de carácter incuestionable. Esto habla por demás de las personas que apoyaron a Roy Moore para esta candidatura pues él solamente pierde por un poco más de 20,000 votos en una elección en la que participaron sobre 1.3 millones de personas.

Las acusaciones de conducta sexual inapropiada nunca deben ser menospreciadas, vengan de donde vengan. Nadie está por encima de la ley y nunca debemos conformarnos con la supuesta representación de una persona con reputación dudable.

En este caso, la verdad y la justicia triunfaron ante el abuso de poder, la conducta reprochable de Moore y el fanatismo ideológico de sus seguidores. Ahora debe continuar un proceso judicial en contra de Moore para que se defienda y, si es encontrado culpable, que le caiga el peso de la ley. 

Otras columnas de Roberto E. Vélez Rodríguez

miércoles, 13 de diciembre de 2017

Repudio de la indecencia en Alabama

Roberto E. Vélez Rodríguez, portavoz de la UPLA, explica la derrota electoral del republicano Moore, señalado por abuso sexual

💬Ver 0 comentarios