Astrid Díaz

Tribuna Invitada

Por Astrid Díaz
💬 0

Resilientes y más ante la nueva temporada ciclónica

¿Resilientes? Es la palabra del momento, aunque muchos todavía no sepan realmente lo que significa, pero se lo imaginan. Su definición incluye las acciones de protección, desafío, adversidad significativa y adaptación positiva. No es una capacidad sino un proceso de salir reforzado. Es superar algo y salir fortalecido, y mejor que antes.

¿Cómo atamos esta palabra a nuestra nueva realidad de reconstruir a Puerto Rico? Ante la amenaza de una temporada ciclónica activa que se avecina, nuestra isla se encuentra indefensa, en pleno comienzo de planificar y hacer las mejoras permanentes para salir fuertes tras el embate huracanado sufrido.

Sobrevivir a un desastre natural como lo fue María no se traduce automáticamente en una cultura de emergencias, en la que estemos preparados para enfrentar con fuerza positiva estos eventos. Sin embargo, la vida no es suceso o un rayo que cae una vez en el mismo lugar. En este caso un huracán puede volver a azotarnos y la vida es un proceso de aprendizaje, educación y preparación.

La experiencia con María no es la excepción. Por eso, necesitamos desafiar nuestro panorama de fragilidad y prepararnos con sabiduría. Urge ser realistas ante los problemas que enfrentamos en la reconstrucción y tener planes a corto y largo plazo para enfrentar cualquier evento adverso, a nivel familiar, comunal y gubernamental.

Resiliencia viene del término latín resilio: “volver atrás, volver de un salto, resaltar, rebotar”. Actualmente, se centra en las capacidades, valores y atributos positivos de los seres humanos, no en sus debilidades para responder con entereza ante situaciones adversas. Concuerdo con sus definiciones, pero no en la acepción que se refiere a adaptación porque en nuestra reconstrucción no podemos ser conformistas. Por el contrario, debemos actuar para conseguir la más alta renovación como pueblo.

Seamos entonces resilientes, fuertes, positivos, aspiremos a una gran recuperación de Puerto Rico, a no volver atrás sino a rebotar hacia un futuro de oportunidades, mejor calidad de vida y confianza en las capacidades que tenemos como pueblo para lograrlo.

¡Resilientes sí, preparados sí, activos sí, rendidos nunca!

Otras columnas de Astrid Díaz

viernes, 14 de septiembre de 2018

Campanazo a un año de María

A un año del paso del huracán María, la arquitecta Astrid Díaz expone que, para avanzar en la reconstrucción, más allá de varillas y cemento, necesitamos voluntad, humanismo y patriotismo

viernes, 24 de agosto de 2018

Terremoto

Al documentarse nuevas fallas en nuestra zona, la arquitecta Astrid Díaz aboga por crear un Mapa de Zonas Sísmicas que guíe el diseño, el uso del terreno y la preparación de planes de emergencia más específicos

jueves, 9 de agosto de 2018

Construir sin destruir

Astrid Díaz resalta el valor de la arquitectura como herramienta para preservar nuestra historia y cultura, a la vez que crea ambientes urbanos que elevan nuestra calidad de vida

viernes, 27 de julio de 2018

Un millón de casas inseguras

La arquitecta Astrid Díaz argumenta sobre las ventajas de observar los códigos de construcción de viviendas

💬Ver 0 comentarios