Mario Pabón Rosario

Perspectiva

Por Mario Pabón Rosario
💬 0

Resistencia malabarista del ELA

Recientemente leí el escrito de Pablo José Hernández Rivera titulado “Resistencia Autonomista”. Generalmente, prefiero ocupar mi tiempo educando sobre la libre asociación en lugar de refutando a los oponentes del plebiscito. No obstante, creo necesario responder porque no puedo permitir que malabares retóricos sigan confundiendo la realidad.

En 2012, los estrategas del Partido Popular Democrático dijeron que el Estado Libre Asociado no estaba en la papeleta del plebiscito, y que había que votar “SÍ” para decir “NO”.  Hoy, para poder decir que el ELA se ha mantenido “relativamente estable” en el apoyo del pueblo, Pablo acepta que el ELA sí estaba en la papeleta de 2012.  Para apoyar sus argumentos de 2017, Pablo desmiente los malabares del pasado.

Más sorprendentemente, Pablo usa los votos del SÍ en 2012 como argumento para apoyar el ELA, porque “sacó poco menos que la estadidad”. Este argumento obvia dos cosas: primero, que aún bajo su análisis, el ELA perdió.  Segundo, que el NO obtuvo 142 mil votos más que el ELA. ¿Derrota? ¿Qué derrota?

Pablo nos dice que el ELA no debe ser excluido porque nadie excluiría la estadidad a pesar de que ha perdido en los plebiscitos anteriores. Esto es problema del PPD por no adelantar la discusión de estatus cuando está en el poder. Ahora que no estamos en el poder, tenemos que jugar con las reglas que otros imponen.

El próximo malabar es uno harto conocido: el miedo. “Ahora recibimos $21,000 millones en ayudas federales que no recibiríamos bajo la independencia o la libre asociación”, dice. Lo que no dice es que, de esos millones, el 67% son derechos adquiridos de los puertorriqueños, pagados por nuestra sangre y nuestras contribuciones.  Recibiríamos esos fondos no importa cual fuera nuestro estatus.

Otros miedos: “Se va a acabar la ciudadanía por nacimiento” “Lograr la ciudadanía por herencia es tedioso”. Ya no sabemos cómo más decirlo: la ciudadanía estadounidense de los puertorriqueños no se perdería a menos que las personas individualmente la renuncien.  En cuanto al “proceso tedioso”, si ir a una oficina y llenar un formulario es demasiado “tedioso” para obtener una ciudadanía, entonces esa ciudadanía quizá no es tan importante. “Se acabarán los fondos para la UPR, educación y salud”. ¿En serio tenemos que acordarle a Pablo que esos fondos se están acabando hoy, en el ELA que tanto atesora?

La resistencia al cambio, a la explicación clara y a la discusión seria no nos permite progresar. Los malabares retóricos tampoco nos llevarán a ningún lado.  Todos tenemos derecho a nuestras propias opiniones, pero no tenemos derecho a nuestros propios datos ni a nuestras propias realidades.

Otras columnas de Mario Pabón Rosario

💬Ver 0 comentarios