Antonio Quiñones Calderón

Punto de vista

Por Antonio Quiñones Calderón
💬 0

Responder firmes al llamado del gobernador

Aunque, por la naturaleza propia de toda oposición política irresponsable y demagógica, parece difícil esperarlo, optimista como soy, me da la gana de pensar que, en una desacostumbrada reflexión de sensatez y seriedad, el liderato de los partidos Popular Democrático e Independentista Puertorriqueño responderá al llamado del gobernador y se unirá en un esfuerzo colectivo por parar la agresión que pretende perpetrar la Junta de Control Fiscal (sin el eufemismo de “Supervisión”) contra nuestros pensionados.

No solo los partidos políticos, sino también todos los sectores de nuestra sociedad están llamados a un ejercicio de concertación con el gobernador que evite la hambruna y el sufrimiento mental a que siete individuos, sin respaldo alguno del pueblo y sin compromiso con los puertorriqueños, están sentenciando a más de 300,000 hombres y mujeres que dieron lo mejor de sus talentos y esfuerzos físicos y hoy languidecen con unas raquíticas pensiones. Unas pensiones que, como ejemplo, no les da para pagar la totalidad de sus medicamentos, que de ordinario tienen que recortar a la mitad. Que es como tratar su enfermedad con la mitad de la dosis que necesitan. Maestros, médicos, policías y otros trabajadores y profesionales que ayudaron a preparar académicamente, cuidar y proteger a cientos de miles de sus semejantes viven hoy –la abrumadora mayoría de ellos con una pensión de apenas $700 mensuales– en un calvario de necesidades que los 7 prohombres de una junta congresional, inconstitucionalmente nombrada, vale decir, pretenden lanzar a la miseria absoluta con funestos desenlaces de fácil prever.

¿Qué les van a decir a esos miles de pensionados desde la tribuna a la caza de votos el año que viene los políticos que miren hacia el lado y no se unan al gobernador en la dura batalla que se avecina, en la que todas las opciones estarán sobre la mesa? ¿Cómo van a mirar a los ojos a esos pensionados a favor de los cuales se desdoblan escribiendo hiperbólicos comunicados de prensa prometiendo protegerlos, y a la hora de la verdad se huyen porque no les conviene que el gobernador gane la batalla a nombre de esos miles de viejitos al borde del colapso físico y emocional? ¿Cómo pueden alabar la constitución “hechura por los puertorriqueños”, como dicen en la tribuna, pero permanecen callados cuando ven que una junta –producto de la inviabilidad económica del sistema territorial y colonial impuesto en Puerto Rico hace 121 años– es hecha añicos por el junte de esos siete?

Quien no se una al llamado a la verdadera acción contra los desmanes y abusos de la mentada Junta de Control Fiscal no puede ser considerado de otra manera que no sea como cómplice de la agresión de ese grupo contra los más vulnerables de nuestro pueblo.

Otras columnas de Antonio Quiñones Calderón

martes, 1 de octubre de 2019

Complicaciones para el PPD en 2020

Antonio Quiñones Calderón analiza la contienda por la candidatura a la gobernación en el Partido Popular

sábado, 28 de septiembre de 2019

Gigi, el nuevo objeto de protesta

La decisión de Gigi Fernández es no solo simbólica, sino también un ejercicio para advertir y alentar a los ciudadanos estadounidenses residentes aquí de la dura batalla que resta en el camino hacia la igualdad política, dice Antonio Quiñones Calderón

viernes, 13 de septiembre de 2019

Integridad y reputación

¿Por qué Elías Sánchez no aprovecha esta oportunidad de oro que se le presenta, entregando su celular para que se confirmen sus reiteradas alegaciones de no temer a investigación alguna?

💬Ver 0 comentarios