Karlo Malavé Llamas

Punto de vista

Por Karlo Malavé Llamas
💬 0

Responsabilidad mayor en tiempos de pandemia

Decir que la educación es importante es no hacerle justicia. La educación es la herramienta más importante que una persona puede tener y ofrecer a su país. Es un proceso de toda la vida que nunca termina y podríamos decir que es determinante de la calidad de vida de cada individuo. La educación mejora el conocimiento, las habilidades, nos hace competentes, desarrolla la personalidad y la actitud. En Puerto Rio, anualmente en mayo, celebramos la Semana de la Educación, pero en el 2020, una pandemia nos obligó a celebrar de forma distinta.

El domingo 15 de marzo de 2020, a las 9:00 pm, comenzó un periodo de distanciamiento social y un toque de queda que cambió nuestras vidas. El Departamento de Educación de Puerto Rico, las escuelas privadas, los colegios comunitarios y las universidades se vieron afectadas por esta decisión. Aunque la educación de nuestros jóvenes es esencial, la alternativa que teníamos para evitar ser hospederos del virus que nos merodeaba fue la educación remota.

Esto significó que los 307,282 estudiantes de escuelas públicas (2018-2019), los 121,089 estudiantes de escuelas privadas (2018-2019) y los 227,255 estudiantes de colegios comunitarios y universidades (2016-2017), en total 655,626 estudiantes, están y estarán participando de programas educativos remotos en el seno de su hogar. Resultando en “titular”, por imposición inmediata, a todos los padres, madres y cuidadores como “maestros” y a los estudiantes adultos como “autodidactas” por el tiempo que se extiendan las medidas cautelares a causa del COVID-19.

Esto nos llevó a preguntar: ¿qué haremos con esta nueva realidad? ¿Están los padres, madres, cuidadores o los estudiantes adultos preparados para este reto? ¿Qué haré por la educación de mi hijo? ¿Qué haré por mi educación? ¿Cómo garantizaré apropiarme de este proceso y despertar la curiosidad de cada una de las disciplinas estudiadas?

Aunque, para beneficio de todos, existe una plétora de herramientas para que estos “maestros designados” y “autoinstruidos” puedan ser exitosos dándole continuidad a su carrera académico-profesional, las mismas no están al alcance de todos y no todos están preparados para utilizarlas correctamente. En esta modalidad y dependiendo de la edad y características del menor, el cuidador tiene que estar presente y para los estudiantes universitarios, aunque la intervención de los padres se reduce o incluso se elimina, se añaden procesos de adaptación y de autodisciplina muy estrictos para que la modalidad sea exitosa.

En el 2020, la gran maestra fue la pandemia. De ella todos aprendimos lo frágil de nuestro sistema de educación, lo importante que es protegerlo y que el mismo puede afectarse por razones externas a nosotros. También, que es momento de reconocer la labor que hacen los maestros, profesores, académicos, educadores y trabajadores de la educación en Puerto Rico. La tarea que realizan es ardua, pero de mucho crecimiento personal y es llevada a cabo por un grupo de profesionales dedicados y comprometidos con forjar la trayectoria académico-profesional de todos los jóvenes en esta isla.

La educación de las próximas generaciones es una responsabilidad que debe tomarse con la mayor seriedad y prioridad debido a que, este momento más que otros, nos demuestra que la solución a esta situación (pandemia) es la educación. Celebremos la labor de los educadores, reconozcamos el esfuerzo de nuestros estudiantes y respetemos el interés de los padres, madres y cuidadores por la buena educación que quieren para los estudiantes en sus vidas. Les exhorto a que reconozcamos la valía de todos y celebremos la Semana de la Educación.

Otras columnas de Karlo Malavé Llamas

martes, 19 de mayo de 2020

Un lobo llamado sindemia

Durante la pandemia del COVID-19, el lobo que atisbamos es la inequidad con la que vivimos en la isla, si hablamos de determinantes sociales de la salud, dice Karlo Malavé Llamas

jueves, 30 de abril de 2020

La ignorancia genera confianza

La confianza extrema podría ser un problema a la hora de la toma de decisiones; seamos escépticos de nuestras habilidades, escribe Karlo Malavé Llamas

miércoles, 22 de abril de 2020

Héroes sin capas, ni antifaz en tiempos del COVID-19

Estos salubristas que hoy están liderando la lucha contra la pandemia son héroes sin capa y sin antifaz, que tuvieron la dicha de nacer en una época en la que se hablaba de la honra del trabajo, dice Karlo Malavé Llamas

💬Ver 0 comentarios