Vicente Feliciano

Tribuna invitada

Por Vicente Feliciano
💬 0

Reto a la UPR

La comunidad universitaria ha mostrado casi unanimidad en su rechazo a los recortes presupuestarios propuestos de $150 millones en el año fiscal 2018, aumentando a $300 millones en el 2019, $450 millones en el 2020, llegando a $500 millones anuales en años subsiguientes. También ha mostrado renuencia a hacerse y mucho menos a contestar preguntas difíciles sobre el rol y el futuro de la Universidad de Puerto Rico (UPR). A continuación hago cuatro preguntas difíciles a la comunidad universitaria.

(1)¿Cómo enfrentar el desafío demográfico? El número de estudiantes graduándose de escuela superior en Puerto Rico va a contraerse en 40% a lo largo de los próximos años. La UPR tiene dos opciones. Puede mantener sus estándares de excelencia en reclutamiento y reducir las admisiones en 40%. De optar por este camino, el problema fiscal se resuelve solo. Se cierran campus y se reduce personal porque la matrícula se redujo dramáticamente. La otra alternativa es reducir los índices de ingresos y aceptar estudiantes que en el pasado hubieran sido rechazados. Para el 2028 la UPR estaría admitiendo casi el 70% de los estudiantes graduados de escuela superior. El profesor Orlando Sotomayor aludió a este tema en una columna en El Nuevo Día, pero la comunidad universitaria ha optado por el silencio.

(2)¿Cómo se garantiza acceso universal? Es razonable una política pública de que nadie se quede sin estudiar en la UPR por un asunto de ingreso. Sin embargo, eso no es lo mismo que mantener la matrícula barata. Hay estudiantes en la UPR que por su condición económica deberían recibir la educación gratuita en vez de pagar la cuota actual mientras que otros pueden pagar mucho más que los $2,078 que se pagan al presente. ¿Cuánto más? En los Estados Unidos el costo de la universidad pública es de $9,650 anuales. Ajustando por nivel de salarios sería $5,272 en Puerto Rico. La universidad privada en Puerto Rico cuesta unos $5,600 anuales. Es obvio que $2,078 es muy bajo. Los recursos de los estudiantes que pueden pagar más permitirían reducir la matrícula que pagan actualmente los estudiantes más desventajados.

(3)¿Cuál debe ser la relación con la Hermandad de Empleados Exentos No Docentes? En la medida en que los empleados no-docentes tienen contratos sindicales favorables, la UPR tiene costos innecesarios. Por ejemplo, la UPR utiliza empleados para el mantenimiento de las áreas verdes en vez de contratar una empresa especializada en el ramo. Hasta el presente el “issue” se había atendido obteniendo dinero adicional del Gobierno central. Ahora es claro que mantener la misma relación con la Hermandad implica la necesidad de aumentar el costo de la matrícula o reducir los emolumentos de la facultad.

(4)¿Quién se debe beneficiar de la inversión que es estudiar en la UPR? La educación es una inversión, razón por la cual el Gobierno cobra impuestos a la población para subsidiarla. Pero si el graduado se muda a la Florida, Puerto Rico paga el subsidio y la Florida se lleva la inversión. Obviamente, esto no es sostenible en la situación fiscal actual. A nadie se le obliga a recibir el subsidio que implica estudiar en la UPR ni a nadie se le obliga a permanecer en la Isla si no quiere (o no puede). Sin embargo, la UPR puede establecer como préstamos los subsidios que reciben los estudiantes de los contribuyentes de la Isla. Si el estudiante permanece en Puerto Rico, el préstamo se le condona. Si la UPR exige el pago del préstamo a los que emigren, pueden atender buena parte del “issue” fiscal.

Es claro que la UPR puede operar con menores subsidios del Gobierno de Puerto Rico. Quizás $450 millones es mucho, quizás no. Pero hasta que la comunidad universitaria no se haga las preguntas difíciles y las conteste, no sabremos.

Otras columnas de Vicente Feliciano

jueves, 8 de noviembre de 2018

Voto negativo para la economía

Vicente Feliciano expone complicaciones del panorama económico a raíz del resultado de las elecciones de medio término en los Estados Unidos

miércoles, 24 de octubre de 2018

Plan Fiscal con sentido de urgencia

El economista Vicente Feliciano analiza el nuevo plan fiscal aprobado ayer por la Junta de Supervisión Fiscal para el gobierno de Puerto Rico

miércoles, 17 de octubre de 2018

Conviene eliminar impuestos

No es necesario eliminar todo el impuesto sobre la propiedad mueble de un solo golpe. Sería factible eliminar el impuesto a los inventarios ahora mientras se programa la eliminación del impuesto a la maquinaria y equipo para una fecha cercana. Sin embargo, la eliminación de este pernicioso impuesto debe ser política pública porque no podemos adelantar como país si pretendemos cobrarle impuesto a la inversión.

miércoles, 3 de octubre de 2018

Lanchas: lo bueno, malo y feo

El economista Vicente Feliciano expone que el movimiento del muelle de lanchas de Fajardo a Ceiba, dentro de los predios de la antigua base naval Roosevelt Roads, es un paso positivo, entre otras iniciativas necesarias para mejorar ese importante servicio

💬Ver 0 comentarios