César A. Rey Hernández

Tribuna Invitada

Por César A. Rey Hernández
💬 0

Revisitando a Puerto Rico

Hace poco más de un año, el huracán María destapó en Puerto Rico una pobreza insospechada para algunos, hasta entonces. En días más recientes, el destape del llamado “chat” de Telegram ha puesto de relieve una corrupción que viene arrastrando nuestro país durante un buen tiempo. 

Puerto Rico vive desde hace una semana un momento histórico de mucha algidez y desasosiego. La ansiedad que vive nuestro pueblo es el reflejo de una serie de eventos que evidencian un mal manejo del poder y la falta de integridad en la administración pública. Irónicamente de un Puerto Rico que otrora  exportó un modelo a seguir en la administración pública y ser ejemplo en el diseño del manejo  de la cosa pública, ese ejemplo fue malogrado con el  paso de los años, por el  clientelismo político  y los inversionistas políticos entre otros asuntos. 

Desgraciadamente, hoy no parece haber un sentido de urgencia ante la crisis del contrato social que ha venido lacerando al estado por actuaciones de corrupción, de burla a las estructuras gubernamentales, y ciertamente de mal manejo de los presupuestos lapidados y públicos. Hoy se nos presenta una fisura en la estructura gubernamental donde queda evidenciado el desmantelamiento del poder del estado frente a una realidad sociológica de desgaste del pueblo y de incredulidad de su nueva realidad.  Desconfianza alimentada en un día como el de hoy con la llegada de la exsecretaria de educación con señalamientos graves a la credibilidad de un funcionario, los anuncios de más arrestos, las confidencias que parecen todavía sugerir el mal manejo de fondos públicos y la amenaza de publicar más documentos confidenciales que impliquen a mas funcionarios. Todo esto es la base de la laceración de la confianza del país.

El país exige que su liderato le dé prioridad a esta crisis que podría tener implicaciones, no solamente en el contrato social, sino en la constitucionalidad misma y legitimidad de su democracia. La administración pública requiere que sea atendida con el rigor necesario, no solo por el  gobierno, sino  por todos los sectores de la sociedad. Un país sumergido  en la vorágine de la política pequeña tiene una gran oportunidad de  replantearse su gobernabilidad a partir de una mirada más inclusiva y participativa de lo que debe ser la gobernanza. 

Este es un momento  definitorio para que lancemos una nueva agenda para ese nuevo contrato social y democraticemos a Puerto Rico. Un país que aún arrastra mucha desigualdad según se evidenció en el  estudio del Índice de Desarrollo Humano hace poco mas de una año, que sufre de exclusión, marginalidad , xenofobias y homofobias, como queda evidenciado en esa conversación del chat que por fortuna sale a la luz publica y hoy nos sirve de plataforma de lanzamiento  para una nueva militancia de la construcción social. Con esa agenda en progreso, tenemos que revisitar a Puerto Rico.

Otras columnas de César A. Rey Hernández

miércoles, 31 de julio de 2019

Propósito para un nuevo Puerto Rico

César Rey declara que el país hoy apuesta a que esa voluntad de propósito de un nuevo Puerto Rico refleje la necesidad de consenso, gobernanza y respeto a sus ciudadanos

viernes, 26 de julio de 2019

Pase de batón en Puerto Rico

César Rey expresa: "Que viva esa nueva generación que asumió el batón de la manera más valiente y correcta”

💬Ver 0 comentarios