Esteban Pagán Rivera

Prórroga

Por Esteban Pagán Rivera
💬 0

Sabemos lo que pasará entre Warriors y Rockets

En un segmento del programa SportsCenter de ESPN en la mañana de ayer, el estelar alero de Portland, C.J. McCollum, analizaba la esperada final de la Conferencia del Oeste entre los Warriors de Golden State y los Rockets de Houston cuando la presentadora le preguntó por su pronóstico: “Warriors en cinco juegos”, respondió. “¿Cinco?”, ripostó incrédula la presentadora. McCollum lo repensó un poco, y dijo que “Tal vez llega a seis”. McCollum sabe lo que habla, pues sus Blazers enfrentaron en cuatro ocasiones a los Rockets esta temporada (perdieron todos los juegos) y en otras tres a los Warriors (ganaron dos).

La serie entre los campeones Warriors y los Rockets es el pareo más esperado desde inicios de la temporada. Para algunos, es una final adelantada. Los que no somos fanáticos de alguno de estos dos equipos quisiéramos que se fuera a siete juegos o que, incluso, los Rockets tengan posibilidad de eliminar a los monarcas y romper esa hegemonía que han mantenido Warriors y Cavaliers, finalistas en los últimos tres años.

Sin embargo, no nos podemos engañar. McCollum pronosticó lo que no quisiéramos ver, una serie corta. Pero todo apunta a que los Warriors ganarán esta serie, quizás más fácil de lo que muchos piensan. Golden State ha dominado a gusto las primeras dos rondas, y tras un revés por 19 puntos en ese tercer juego ante los Pelicans, el dirigente Steve Kerr hizo ajustes en su cuadro regular y ganaron los últimos dos choques por ventaja combinada de 35 puntos.

Houston ganó en cinco juegos ante Utah, pero se vio en apuros en el quinto partido del miércoles, antes de que el estelar novato del Jazz, Donovan Mitchell, saliera lesionado del encuentro. De Mitchell haber seguido en el partido, quizás estuviéramos hablando de un sexto choque en Utah.

No hay que ser científico para reconocer que los Warriors son el mejor equipo. Punto.

La NBA es una de esas ligas que, por más drama que presente en la temporada regular, al final los equipos favoritos llegan a la final. No es como Grandes Ligas, por ejemplo, que permite sorpresas camino a su Serie Mundial.

El dominio de los Rockets en la temporada regular con 65 victorias, los tropiezos de los Warriors en esa fase y hasta la esperanza de que Russell Westbrook, Paul George y Carmelo Anthony engranaran en Oklahoma City, nos hacía pensar que los campeones estaban en peligro. Pero no. Y cuando los Warriors superen a Houston, entonces vendrá la pregunta de si esta versión 2018 de LeBron James y los Cavaliers —equipo que debe ser finalista en la Conferencia del Este— podrá derrumbar a Golden State.

En fin, a pesar de este viaje de montaña rusa que ha sido esta temporada de NBA, el capítulo final ya lo conocemos todos, por más que la liga nos quiera vender una novela repleta de drama.

Otras columnas de Esteban Pagán Rivera

jueves, 20 de junio de 2019

La NBA y un drama que corre los 365 días del año

Todas las mañanas, mientras me preparo para salir de mi hogar, pongo el televisor en los programas de discusión deportiva de la televisión estadounidense. Me gusta estar al tanto sobre los principales temas de deportes que dominan en Estados Unidos, pues usualmente se trasladan a las redes sociales en Puerto Rico, especialmente cuando se trata de NBA y Grandes Ligas.

jueves, 13 de junio de 2019

La NBA sigue encontrando la manera de fascinarnos

Hace poco más de un año, precisamente en una columna que publiqué el 31 de mayo de 2018, comparé a la NBA con la película Titanic de 1997: todos sabemos cómo terminaba, pero eso no evitó que nos fascinara.

💬Ver 0 comentarios