Astrid Díaz

Tribuna Invitada

Por Astrid Díaz
💬 0

Salas Urbanas

Las salas más bellas de Puerto Rico son las plazas… y en cada pueblo tenemos una. Aunque algunas están abandonadas, su hidalguía se mantiene, pues su función, simbolismos y vivencias las hacen únicas.

Las plazas son el escenario en donde se desarrolla la vida urbana. Son lugares de encuentro que encierran nuestra memoria colectiva. No hay ciudad en el mundo que no cuente con una. Napoleón Bonaparte expresaba que la Plaza de San Marcos en Venecia era la sala más bella de Europa.

Nuestros pueblos se desarrollaron en torno a la plaza y se centraba allí el poder religioso y político, o sea, la Iglesia y el Ayuntamiento. Las leyes exigían que las edificaciones a su alrededor debían tener gran arquitectura para elevar la vida urbana e identidad de cada pueblo.

Hace unos años, El Nuevo Día realizó un sondeo informal escogiendo nuestras plazas más lindas: la de Guayama, por su fuente francesa y laureles podados en forma de hongo; la de Caguas, por su reloj floral e historia criolla; en San Juan, la colonial Plaza de Armas, donde se ejercitaba la milicia española, las de Ponce, Cabo Rojo y Juana Díaz, entre otras, fueron destacadas por los ciudadanos.

¿Cuál es tu plaza preferida?

La mía es la de Mayagüez. Quizás esté prejuiciada por ser mi pueblo materno, pero como arquitecta reconozco que es perfecta por su contexto urbano y por las vivencias plasmadas en ella, así como por la historia escrita y oral que mis abuelitos y mi mamá se encargaron de contarme.

Hoy, al igual que nuestros cascos urbanos, muchas están deterioradas o remodeladas sin respeto a su historia y entorno. Debemos mantener nuestras plazas pues guardan el alma y las huellas de todos los puertorriqueños que generación tras generación, no importa la edad o condición social, hemos encontrado allí la mejor sala del mundo, las plazas boricuas, y que me disculpe Bonaparte.


Otras columnas de Astrid Díaz

jueves, 18 de julio de 2019

Casa y país

Astrid Díaz expresa un mensaje de esperanza para Puerto Rico

viernes, 14 de junio de 2019

Pueblo arquitecto

Astrid Díaz comparte vivencias en las que se hace patente un pueblo arquitecto de su propia destino y alegría

viernes, 24 de mayo de 2019

Gladiador de la cultura

La arquitecta Astrid Díaz alude a la designación de la calle Osiris Delgado, en el Viejo San Juan, así como el proyecto para crear un museo en honor al exdirector del Instituto de Cultura Puertorriqueña

💬Ver 0 comentarios