José A. Hernández Mayoral

Tribuna Invitada

Por José A. Hernández Mayoral
💬 0

Sanders y los soberanistas

Me parece lógico que los soberanistas del Partido Popular apoyen la candidatura de Bernie Sanders. En varios aspectos se parecen mucho. Sanders es contracorriente; ellos también. Eso de por sí no es malo. Donde lo dañan ambos es en carecer de todo sentido de mesura.

Hace tiempo se evidenció que Sanders no puede ganar la nominación. Lo más sensato es dejarle el camino libre a Hillary Clinton para que dedique su tiempo y recursos en vencer a Donald Trump, una amenaza mundial. Pero Sanders insiste en dar una pelea imposible y sus seguidores en insultar con virulencia a quienes osan sugerir que se retire. Eso, además de polarizar al elector demócrata, impide que Clinton se mueva a ocupar el centro—necesario para ganar en los swing states—y la ha forzado a gastar dinero de forma desproporcionada en lugares que tiene asegurados para la elección general, como California, Nueva York y Nueva Jersey.

Similarmente, la victoria del Partido Popular requiere dominar el centro, que aquí quiere decir el voto que flota entre el PPD y el PNP. Situados en esa frontera, no debe dudarse que son electores de “unión permanente”. Pero los soberanistas fuerzan a los candidatos populares a hablar de un ELA “no colonial, no territorial, basado en la soberanía” que le da municiones a los PNP para atacarnos precisamente con los electores del centro. Al impedir que David Bernier se plante firmemente en el centro, más difícil se lo hacen. Pero al igual que Sanders, sus posturas individuales van por encima del bien general del partido.

Sanders y los soberanistas se parecen hasta en la manera que tuercen las matemáticas. Sanders insiste que tiene posibilidades de salir nominado aunque no las tiene. Tiene menos votos que Clinton, ha ganado en menos estados y no tiene manera real de remontar en lo que queda, pero mete la mano en el sombrero y abracadábricamente saca un path to victory que es ilusión pura.

Con igual malabarismo, los soberanistas dicen que son mayoría dentro del Partido Popular porque en el plebiscito del 2012 el ELA Soberano sacó 455,000 votos. Pero creerlo requiere hacerse el loco en cuanto a que el ELA, aun llamándole territorio, sacó 828,000 en el mismo evento y de esos votaron muchos por el ELA Soberano por no dejar la papeleta en blanco. También requiere ignorar todas las encuestas públicas al respecto. La de Univisión hecha por la encuestadora Inmark en octubre de 2012 arrojó que el 80% de los populares prefería al ELA sobre el ELA Soberano, que obtuvo 9%.

En esa misma onda, de seguro se atribuirán todos los votos que saque Sanders en Puerto Rico. Todos los soberanistas votarán por Sanders, pero también lo harán algunos independentistas y hasta PNPs.

Sanders hace promesas con la libertad del que sabe que no va a tener luego que cumplir. En Estados Unidos hasta ofrece un seguro de salud universal que no tiene posibilidad de aprobarlo el Congreso. De igual forma, los soberanistas prometen una libre asociación con ciudadanía y paridad que es irreal.

Sanders y algunos soberanistas se parecen en una cosa más. Digo “algunos” porque no aplica a todos pero ciertamente a varios.

Bernie Sanders no es verdaderamente demócrata. Él ha sido independiente toda su vida y vino a hacerse demócrata al anunciar su candidatura a la presidencia. Se declaró demócrata para alcanzar un público más amplio. De igual forma, hay un par de soberanistas en el PPD que no son populares. Se han hecho populares por las mismas razones que Sanders se hizo demócrata: por conveniencia en lugar de convicción.

Otras columnas de José A. Hernández Mayoral

miércoles, 22 de agosto de 2018

No están a la altura del PPD

El licenciado José Alfredo Hernández Mayoral destaca que el pueblo sabe lo que es el PPD, contrario a algunos de sus líderes

💬Ver 0 comentarios