Miguel Romero

Tribuna Invitada

Por Miguel Romero
💬 0

San Juan se vestirá de azul en noviembre

Tan solo faltan unos 25 días para culminar el ciclo electoral, y todo apunta a una victoria del Partido Nuevo Progresista a todos los niveles, incluyendo el Distrito de San Juan, y por ende, la alcaldía. Sí, la poltrona municipal de la Ciudad Capital se vestirá nuevamente de azul, a diferencia de los resultados de la encuesta. 

Al analizar los eventos electorales, vemos cómo San Juan es clave en los resultados a nivel isla. Con una población de 350 mil, sobre 200 mil personas inscritas y 133 unidades electorales a través de los cinco precintos, la Ciudad Capital representa el peso electoral más importante en Puerto Rico. 

Para que tengamos una idea, en las pasadas primarias novoprogresistas fueron a votar 41,875 sanjuaneros, lo que constituyó casi el 10% de los electores que votaron. A diferencia del Partido Popular, los novoprogresitas tuvimos en estos pasados 3 años dos eventos primaristas. El primero fue para la presidencia municipal novoprogresista en San Juan y el segundo fue el pasado 5 de junio. Esto le da una ventaja al PNP sobre cualquier partido, ya que le brindó la oportunidad de obtener una maquinaria de funcionarios y movilizadores adiestrados que saben lo que tienen que hacer. También esto constituyó un ejercicio de inscripción de nuevos electores, cambios en los estatus electorales de otros miles, y la consolidación de un liderato azul nunca antes visto.  

Al leer esto, se preguntará entonces porqué las encuestas ponen al frente a la alcaldesa incumbente. Tal y como reseñara el periódico, los expertos en estudio de mercado señalan que las particularidades en la Ciudad Capital crean un reto el capturar data confiable. 

En el 2012, el exalcalde, Jorge Santini, ganó todas las encuestas y sondeos ampliamente frente a Carmen Yulín, pero la abstención de sobre 15 mil novoprogresistas, sumado al desgaste natural de un incumbente de 12 años y la victoria del Partido Popular en la gobernación, causaron la derrota de un ejecutivo municipal al que le llamaban "el hueso duro de roer". 

A mi entender, Carmen Yulín tiene cinco grandes debilidades frente a Leo Díaz que finalmente le afectarán en las próximas elecciones: la subvención de protestas violentas, sus vínculos con el corrupto Anaudi Hernández, la lucha interna con la base de su partido, su defensa a favor de la soberanía de Puerto Rico, y el descalabro en las finanzas municipales. Esto causará una abstención electoral sustancial en las filas del PPD en San Juan. 

Referente a la gobernación y comisaría residente, San Juan se apresta a darle un sólido triunfo al Dr. Ricardo Rosselló y a mi amiga Jenniffer González. Por los pasados 20 años, el candidato a gobernador que gana en San Juan, gana en todo Puerto Rico. 

A nivel del Distrito Senatorial de San Juan, este servidor y Henry Neumann representamos el equipo de la capacidad probada, y una hoja de servicio que le traerá experiencia al Senado de Puerto Rico. 

Ante la apatía generalizada de un sector grande de la población con los políticos, y posibles sorpresas en los resultados de varios candidatos independientes, es sumamente clave la movilización de los electores novoprogresistas, específicamente los más de 90 mil que viven en San Juan. Exhorto a todo aquel sanjuanero que esté harto de las protestas violentas pagadas con nuestras contribuciones, al ataque a la unión permanente que representa la Estadidad para Puerto Rico, y que quiera volver al camino del progreso que representa el PNP, a que vote una sola cruz debajo de la Palma en las tres papeleras. Solo así nos libraremos del mal gobierno que carga San Juan. 

Otras columnas de Miguel Romero

💬Ver 0 comentarios