Ángel Rosa

Punto de vista

Por Ángel Rosa
💬 0

Se abren las compuertas de las candidaturas

Al llegar el mes de octubre del año preelectoral se abren las compuertas de las candidaturas en el PNP y el PPD. Sin embargo, esta vez no se siente el entusiasmo de candidaturas característico de pasadas elecciones. A estas alturas en 2011, el PPD aclamaba la candidatura de Alejandro García Padilla. En octubre de 2015, en el PNP ya estaba definida la primaria entre Ricardo Rosselló y Pedro Pierluisi.  

En 2019, luego del verano que tronchó las esperanzas de reelección de Rosselló y de que las realidades fiscales y económicas desinflaran el famoso “plan”, la incertidumbre devora al PNP. Sus líderes principales sufrieron un golpe de realidad al plantearse la crisis de sucesión del exgobernador. Y hasta la fecha, solo Pedro Pierluisi se ha aventurado a anunciar su candidatura, esperando tener más suerte que en 2016. El discurso de los pierluisistas parece ser: “No tenemos a nadie más y con Pierluisi en la gobernación el verano de 2019 no hubiese ocurrido”. Un mensaje de que en 2020 puede darse lo que pudo haber sido y no fue. 

Aún con Pierluisi en carrera, muchos en el PNP dicen por lo bajo que su mejor opción es la gobernadora Wanda Vázquez, quien luciendo como no política y actuando como no candidata, parece llenar mejor las expectativas de lo que se busca en un gobernador. Pero la gobernadora dice que no tiene interés en correr y que su gestión se limitará a culminar el cuatrienio que comenzó su antiguo jefe.

En el PPD, por otro lado, a pesar de que desde mediados del 2018 se ha estado conformando una primaria a la gobernación, ninguno de los que se han lanzado al ruedo logra el respaldo de la base. Hasta el momento, Carmen Yulín y Eduardo Bhatia se perfilan como favoritos, por la ventaja que representa su amplio factor de reconocimiento.  

Pero el corazón del rollo de la Pava y los alcaldes esperan con ansias que David Bernier salga de entre las nieblas que lo cubren después de la derrota de 2016 y anuncie que desea un segundo turno al bate. El discurso de los pro-Bernier parece decir: “No tenemos a más nadie y con Bernier el verano de 2019 no hubiese ocurrido”.  Las esperanzas de que Bernier regrese se fundamentan en lo que pudo haber sido y no fue. 

Contra el esperado anuncio de Bernier pesan la deuda millonaria de la pasada campaña y el juicio en la federal contra allegados suyos. Pero Bernier ha sido hermético en cuanto a sus planes. A veces parece que será candidato, otras veces no. Y mientras Bernier no anuncie, la base del PPD seguirá esperándolo.

Octubre de 2019 pilla a los dos partidos sin una agenda definida sobre cuál será su oferta para la candidatura principal. Mientras, los partidos emergentes y las candidaturas independientes aún no encuentran la fórmula que haga pensar que harán la diferencia en 2020.  En resumen, se abrieron las compuertas y no hay nadie en carrera.

Otras columnas de Ángel Rosa

miércoles, 20 de noviembre de 2019

Pierluisi y sus extraños compañeros políticos

La apuesta de los pierluisistas es que la primaria a la gobernación del PPD terminará dividiendo finalmente a los populares entre soberanistas y estadolibristas, señala el profesor Ángel Rosa

miércoles, 6 de noviembre de 2019

La encuesta y el 2020

Es obvio que en el PPD nada ha cambiado desde el verano de 2019. Mientras en el PNP, estos números la maquinaria evitará la primaria, escribe Ángel Rosa

viernes, 1 de noviembre de 2019

Tania Vázquez y Wanda Vázquez

El profesor Ángel Rosa comenta las ejecutorias de la renunciante titular del DRNA, Tania Vázquez

viernes, 4 de octubre de 2019

Ahora que Bernier no va

El reto es gigantesco para un partido de minoría, sin dinero y con una profunda división ideológica que no lo deja gobernar cuando gana. En el fondo, el PPD son dos partidos, plantea Ángel Rosa

💬Ver 0 comentarios