Liz Yanira Del Valle Huertas
💬 0

Sensibilidad de elefantes

Mundi me persigue por todas partes. La tengo metida entre ceja y ceja. Justo cuando voy a sacarla del entrecejo, aparece el maestro Luis Rafael Sánchez con su “Mundi se sincera”. Quedé con la página y la frente, en blanco.

Olvido a la paquiderma. Decido pasar por la última exposición de Antonio Martorell: “¿Qúeslaque?” “Es que la…”.

Para mi sorpresa, Mundi iluminaba la sala. Martorell no dibujó ni presentó instalación alguna de la elefanta. Lo más que abundan son esquelas tachadas, números y álbumes de fotos ausentes. Sin embargo, el conjunto de las veinte piezas versa sobre un tema particular en la vida de estos animales: la memoria y tributo frente a sus tmuertos.

Científicos del Fondo Amboseli para Elefantes, en Kenia, y la Escuela de Ciencias de la Vida de la Universidad de Sussex, Inglaterra descubrieron que los elefantes africanos (Locodonta Africana), especie a la que pertenece Mundi, “muestran reacciones dramáticas ante los cadáveres de otros de su especie”.

La investigación publicada en la “Cartas de Biología de la Revista de la Sociedad Real” y reseñado por la BBC de Londres, indica que estos animales regresan a rendirle tributo a los huesos de sus parientes muertos.

Cynthia Moss, investigadora del Fondo Amboseli asegura que “todo el grupo se muestra muy tenso, silencioso y quieto; después se acercan a los huesos y los tocan con mucha delicadeza, a menudo en el cráneo y los colmillos y permanecen al lado durante un rato".

Mundi, natural de Zimbabue, ya no tendrá esta oportunidad. Nosotros sí. Martorell nos recuerda a los 4,645 muertos negados por el gobierno tras el paso del Huracán María por la Isla. Se acerca el 20 de septiembre.

Fuesen 2,975 menos o más son nuestros muertos. Tengamos para ellos, la memoria de los elefantes.

💬Ver 0 comentarios