Priscilla López

Tribuna Invitada

Por Priscilla López
💬 0

Ser proactivo podría evitar una ejecución de hipoteca

Las moratorias hipotecarias a causa del huracán María vencen ahora, en enero 2018. 

Si usted estuvo bajo una moratoria durante los pasados tres o cuatro meses —septiembre a diciembre de 2017— tiene que comunicarse con su institución financiera a la brevedad posible para coordinar el tipo de asistencia a recibirse.

Dependiendo de la situación económica particular de cada cliente y del tipo de préstamo actual —Federal Housing Administration (FHA), Veterans Affairs (VA), USDA Rural o convencional conforme o no conforme— su banco determinará la alternativa disponible bajo los programas de mitigación de pérdidas —loss mitigation— para la cual califique.

Ciertas instituciones bancarias concedieron tres o cuatro meses de moratoria y, si el préstamo es convencional no conforme, pasaron esos meses al final de la hipoteca. Ahora, en enero, ese cliente debe reanudar sus pagos, lo cual no conllevará recargos por el período que antecedió, como tampoco se afectará su historial crediticio.

Recuerde que, finalizada la moratoria, para los meses subsiguientes se acumulan recargos y, si no pone la cuenta al día o se acoge a una alternativa de mitigación de pérdidas, podría arriesgarse a perder su vivienda.

Lamentablemente, a más de cuatro meses del paso del huracán María por Puerto Rico, todavía hay un gran número de personas sin electricidad, sin agua potable o permanecen incomunicadas. Muchas no han regresado a sus trabajos debido a que sus patronos no han podido reabrir los negocios. Bastantes comercios, incluyendo grandes cadenas, han cerrado operaciones dejando a cientos desempleadas. También, otros clientes sufrieron grandes daños en sus viviendas y una cantidad alta de puertorriqueños se han visto forzados a abandonar la Isla.

Los anteriores son ejemplos de razones de peso, fuera del control del cliente, para que acuda a su banco hipotecario a solicitar las ayudas disponibles y evitar una ejecución de hipoteca. Esto aplica a aquellos con dificultades económicas para pagar sus hipotecas, estén o no en moratorias.

Es muy importante que, de tener una situación de dificultad económica, no espere a que el banco lo llame para hacer gestiones de cobro. Consiga la evidencia por la cual no puede pagar y haga una cita lo antes posible para que plantee su caso.

Las instituciones bancarias van a estar atendiendo un volumen alto de clientes por lo que mientras más pronto atienda su situación, mejor. No espere a que se le acumulen los pagos vencidos en su hipoteca, ya que esta situación podría ocasionarle cargos adicionales o mayor riesgo de perder su propiedad inmueble.

Otras columnas de Priscilla López

sábado, 3 de febrero de 2018

Hipotecas revertidas en el ojo del Senado

La banquera hipotecaria Priscilla López comenta sobre la iniciativa legislativa de investigar las hipotecas inversas y sus efectos en los consumidores

sábado, 30 de diciembre de 2017

El fin de la moratoria hipotecaria

La banquera Priscilla López advierte sobre la culminación del término de gracia para aplazar pagos hipotecarios debido a la emergencia del huracán María

💬Ver 0 comentarios