Kenneth McClintock

Tribuna Invitada

Por Kenneth McClintock
💬 0

Sin educación no hay progreso

En años recientes he expresado más de una vez que nuestro sistema de educación pública, pese a buenos maestros ávidos de enseñar y estudiantes dispuestos a aprender, rápidamente se estaba convirtiendo en un monumental centro de cuido que albergaba pero no educaba.  Hasta hoy.

Esta tarde, el gobernador Ricardo Rosselló llena de esperanza a casi todos los ciudadanos que nos ha preocupado el deterioro continuo en que estaba sumido nuestro sistema educativo público, con un plan de reforma que atiende gran parte de los problemas que aquejan al sistema.

Tenemos un sistema que regala notas para no retener a estudiantes para que repitan el grado.  Tenemos un sistema que gradúa estudiantes que no hablan inglés.  Tenemos un sistema que gradúa estudiantes que no saben escribir  en español, para lo cual, por ejemplo, hay que saber las reglas de acentuación.  Tenemos un sistema que gradúa estudiantes que no saben multiplicar hasta el 9, para lo cual hay que memorizarse las tablas.

Tenemos una sociedad que, a fin de no confrontar la cruda realidad del sistema que tenemos, se entretiene burlándose de que la secretaria de Educación, quien se educó en el continente, no conozca a Manuel Zeno Gandía o a Enrique Laguerre, sin preguntarse si quienes sí estudiamos aquí los conocemos, lo cual sí es un problema.

Los gobernantes, partidos, organizaciones sindicales, maestros y padres que se distribuyen una cuota de responsabilidad por el sistema que tenemos, y que por miedo a lo desconocido y al cambio estén inclinados a oponerse, deben esperar al menos a leer la legislación antes de oponerse casi automáticamente.

Hoy  nos enfrentamos al deseo de volver a traer a nuestras islas a los 400,000 conciudadanos que desde María se han mudado, y han sacado a sus hijos de escuelas privadas y públicas para matricularlos en escuelas públicas en los estados en que hoy residen.   

Debemos atraer, además a los padres que le declararon hace tiempo la guerra a Educación y que tan pronto reunieron el dinero para el pago de matrícula, dejaron de confiarles sus hijos a la escuela pública.  Las propuestas anunciadas por el gobernador pudieran derrotar el instinto de quedarse por allá con un sistema educativo superior al nuestro. 

Si podemos sentar las bases de mejoramiento de las escuelas públicas en nuestro territorio, quizás podríamos motivarlos a regresar para el nuevo año escolar en agosto, con maestros mejor compensados y más motivados, y un sistema en que el maestro y padres y madres estén apoderados.

Por décadas, Puerto Rico se ha dado golpes en el pecho de que nuestro capital humano es nuestro recurso más valioso.  De acuerdo a las pruebas practicadas, cada vez la educación de ese capital humano sale peor en comparación con los estados.  Si no nos unimos al reenfoque que nos propone el gobernador Rosselló, no podremos producir los trabajadores de calidad para reemplazar el capital humano que se retira, y no podremos atraer a empresas que dependen de un capital humano cada vez más y mejor educado.

La única sugerencia que yo le haría al gobernador es que se retenga la Comisión de Educación en su estado robusto actual, buscando adscribirla a una agencia que no sea el Departamento de Educación, a fin de evitar tan siquiera la apariencia de conflictos de interés, para que le provea apoyo administrativo y la libere para ayudarle a guiar el proceso que usted ha iniciado hoy.

A los críticos que surgirán, la pregunta debe ser ¿qué alternativa proponen dentro del cuadro de recursos que tenemos?

Otras columnas de Kenneth McClintock

miércoles, 31 de enero de 2018

Lo que Puerto Rico no vio

El mensaje de Trump fue un discurso muy bien escrito carente de autenticidad y de credibilidad, pero emotivo para el público al cual estaba dirigido

lunes, 29 de enero de 2018

Nunca olvidaremos el Holocausto

Kenneth D. McClintock, expresidente del Senado, expone la importancia de tener bien presente ese crimen contra la humanidad

miércoles, 24 de enero de 2018

El paso iluminado de Rosselló

El exsecretario de Estado Kenneth D. McClintock apuesta a la reducción significativa de la ineficiencia en la AEE mediante el paso a manos privadas

💬Ver 0 comentarios