Gazir Sued

Buscapié

Por Gazir Sued
💬 0

Sistema educativo irracional y comercial

Quince dólares con setenta centavos es el ingreso económico diario de los educadores puertorriqueños que subsisten desempleados con “ayudas” del gobierno… si cualifican.

De las injusticias laborales se ha escrito tanto que parece que ya a nadie escandaliza; y la crisis fiscal parece normalizarlas al extremo de hacernos creer que son irremediables. Esa es la fiebre de época, y su normalidad es enfermiza.

Aunque el trabajo es un derecho humano fundamental, los políticos de mentes “empresariales” prefieren deshumanizar a la ciudadanía trabajadora. Entre ella, miles de maestros y profesores universitarios viven en la incertidumbre de quedar desempleados indefinidamente.

En el orden del caos imperan las lógicas de la locura. La educación también es un derecho humano fundamental, pero no la calidad de vida de los educadores. Ni los títulos académicos, ni los años de experiencia profesional, ni las cualidades más sobresalientes de sus méritos garantizan seguridad de empleo.

¿Con qué fuerza moral insistir al estudiante que no deje la escuela? ¿Hasta cuándo inculcarle la falsa expectativa de que si estudia podrá ser lo que quiera ser y trabajar en lo que le guste? ¿Cómo convencerlo de que el esfuerzo invertido no es inútil, que tendrá su recompensa segura? ¿Para qué mentirle tan descaradamente?

El gran negocio de la educación sigue siendo vender sueños e ilusiones, no realizarlos. Los bancos se lucran de la ingenuidad de los estudiantes tanto como de la ignorancia de los educadores. La falta de honestidad entre los políticos distorsiona la realidad laboral y contribuye a perpetuar el fraude.

En este cuadro de época, el valor de la educación y las condiciones de existencia del educador están subyugados a las lógicas irracionales del mercado. El precio del “progreso” lo dictan los privilegiados pero lo pagan los empobrecidos. “Así es la vida” –dirán para justificar las injusticias. Para ellos es normal que un maestro, despojado de su trabajo, viva con apenas cien dólares por semana. Lo normal -insisto- tiene menos de razón que de locura…

Otras columnas de Gazir Sued

lunes, 20 de noviembre de 2017

Mentes colonizadas antes y después del huracán

El doctor en Filosofía, Gazir Sued, señala que los sentimientos enfermizos de inferioridad, de sumisión y dependencia emocional, caracterizan las mentes colonizadas y moldean la normalidad, antes y después del huracán.

domingo, 17 de septiembre de 2017

Negligencia en la emergencia

El doctor en filosofía Gazir Sued comenta sobre las comodidades a las que los citadinos se acostumbran y luego sufren tras el paso de un huracán

💬Ver 0 comentarios