Félix Jiménez

Buscapié

Por Félix Jiménez
💬 0

Sobre el futuro de Puerto Rico

La intensidad, bien sentida, no se cura. Se busca, se ansía, se repite. Y, más que todo y antes que todo, se cree en su verdad, en la verdad de esa intensidad. Así ha sido y es. Algo que produce placer y construye alegrías no puede dejarse fácilmente y no puede haber sido un engaño.

Esa falacia, ese mito bien creído de la indestructibilidad de un intenso edén —de todo lo bueno y mágico que existió y ya no existe— es el motor de la nostalgia. Hay una sincera necesidad de creer y seguir creyendo en esos fundamentos que en su momento parecían sólidos y eternos. Una isla que se sabe isla y se siente isla y conoció un proyecto de progresos y de adelantos y de futuros que, intacto en la nostalgia, pretende sobrevivir.

Las batallas que se han establecido —las generacionales, las filosóficas, las metodológicas, las ilógicas— alrededor de que debe venir después de esta larga pausa de la isla en siesta permanente se dan desde el convencimiento pleno de que el futuro sigue ahí, de que existe y hay que encontrarlo. Y nunca se ha debido creer que los futuros como frutas existen sin que se haya plantado un árbol primero.

Sustituir la siembra, si eso es lo que se quiere y se escoge, o cambiar de etiqueta conllevan mucho más que la emoción de intentar algo nuevo. Los intentos de reconocer en Puerto Rico una colección ilimitada de oportunidades y querencias se han estrellado a veces con las realidades de la calle y de la casa, del hábito y de la rutina, con la isla cada vez más vacía de habitantes y cada vez más vacía de sí misma.

La verdad es que quizás lo que falta ya es reconocer que hay que cambiarle el tiempo a los verbos. Dolería, pero quedaría más o menos así: Algo que produjo placer y construyó alegrías no pudo dejarse fácilmente y siempre —aunque saberlo ahora duele— pudo haber sido un engaño.

Otras columnas de Félix Jiménez

sábado, 22 de septiembre de 2018

Olvidos

El escritor Félix Jiménez argumenta sobre los olvidos y nuestro diario vivir

viernes, 7 de septiembre de 2018

Tonos sepia

Félix Jiménez argumenta sobre los recuerdos que evocan las viejas fotos y la nostalgia que hace vibrar los tonos del corazón

sábado, 25 de agosto de 2018

Flotando

Félix Jiménez reflexiona sobre la mentira y la verdad y lo que puede ocurrir cuando las palabras solo signifiquen lo que otro quiera, sea presidente, senador u otros.

viernes, 10 de agosto de 2018

Los agostos

Félix Jiménez se interna en la nostalgia del regreso a clases en otras décadas y reflexiona sobre la dificil realidad del sistema público de enseñanza

💬Ver 0 comentarios