Chu García

Tribuna Invitada

Por Chu García
💬 0

Sobre las espaldas de Correa su consagración

En sus cinco juegos en las Menores con Corpus Christi a Carlos Correa no le fue bien: promedio de .118, un cuadrangular y dos impulsadas en cinco jornadas, y en blanco en seis turnos en los partidos del martes y miércoles de esta semana.

Sin embargo, había muchas probabilidades que se incorporara anoche cuando Houston recibía a Seattle en el Minute Maid Park, a la vez que Omar López, piloto de los Hooks, afirmó que le notó mejoría en su ritmo ofensivo y defensivo como paracorto.

Esta temporada ha sido de espanto para Correa, ausente en 43 encuentros por lesiones o días de descanso, siendo la de sus espaldas su gran tormento, ya que los espasmos y el dolor les han obligado a sesiones de terapias intensivas y a mucho reposo.

Al momento de ser inhabilitado a fines de junio, de hecho en un encuentro con los Marineros, él promediaba ,268, con 13 jonrones y 49 remolcadas, pero su fildeo era impecable con .992, producto de tan solo dos errores, liderando ambas ligas.

Ahora bien, la gran interrogante es si sus padecimientos de espalda serán recurrentes, lo que causaría eventualmente su movida a la antesala y quizá hasta la misma inicial para evitar movimientos menos bruscos para alguien que mide 6-4 y 218 libras.

En los casos de Cal Ripken y Alex Rodríguez, de estatura y peso parecidos a los de Correa, sus movidas a la tercera base fue en sus campañas 16 y 11 respectivamente, pero en el caso del primero su cuerpo fue de acero al imponer un récord de 2,632 juegos en sucesión, superando los 2,130 de Lou Gehrig, que llevaba 56 años.

Ya en 2017, Correa quedó fuera en 73 ocasiones, y en su debut en 2015 sudó el uniforme en 99 fechas, lo que es prueba irrefutable de su propensión a lastimaduras y que, de no mejorar, devaluaría su primer contrato multianual por muchos millones.

Hay que recordar que Alex Bregman, segundo en el draft de 2015, es un siore natural que pasó a la esquina caliente a favor de Correa, y que este hizo lo propio por Francisco Lindor en el pasado Clásico Mundial, con buenas notas.

Otras columnas de Chu García

viernes, 24 de mayo de 2019

Pedraza a la caza de otra baza titular

Si alguien no se debe sentir triste ni avergozado por sus dos fracasos en el profesionalismo, campo en que debutó en 2011 es el cidreño José Pedraza, ya que sus victimarios, Gervonta Davis, por KO’T en siete asaltos en su tercera defensa del cetro de las 130 libras; y Vasyl Lomachenko, por decisión unánime en la unificación de la corona ligera de la AMB y OMB, cayendo dos veces en el undécimo asalto, no resultaron inesperados por la calidad y glamour de ambos frente a la vitrina televisiva.

miércoles, 22 de mayo de 2019

A Steve Kerr hay que quererlo

Hay una ley no escrita en el deporte: cuando un equipo gana es por la autoría de sus jugadores, pero si pierde es por culpa de su dirigente.

lunes, 20 de mayo de 2019

¡Wow, qué pegada tan bestial!

Uno es japonés y chiquito, el otro, estadounidense y grandote, pero ambos tienen forrados sus puños de TNT, y el sábado sus rivales quedaron tan anestesiados que parecía que estaban en un quirófano.

💬Ver 0 comentarios