Gazir Sued

Buscapié

Por Gazir Sued
💬 0

Sodoma

Esa ciudad, real o imaginaria, que el dios colérico, vengativo y cruel del judaísmo, de la cristiandad y del islamismo destruyó con fuego y donde calcinó vivos a sus habitantes, todavía muchos la creen modelo de justicia divina, literal o simbólica. Las matanzas de fornicarios y adúlteros, borrachos, afeminados y “los que se echan con varones”, todavía las celebran en cultos y misas, y nada extraña que de vez en vez algún creyente fiel encarne las sagradas escrituras y emule a su dios y odie con la misma vehemencia a sus detractores.

Esa mentalidad genocida no es locura para el creyente sino la razón suprema de sus violencias. La masacre en la ciudad de Orlando lo evidencia, y a pesar de ser genuinos los rezos y lamentos solidarios, no se puede ocultar que la raíz del discrimen, de la intolerancia y el odio, es la religión y no la locura.

La religión es un problema social que no puede reducirse a los trastornos mentales de algunos fanáticos aislados. Las sagradas escrituras son recetarios de violencias criminales, y por más que los eclesiásticos se las arreglen para omitir sus pasajes más sanguinarios o se las ingenien para domesticar a sus huestes a tenor con las leyes civiles, lo escrito en la Biblia escrito está. Cualquiera, en cualquier momento, puede sentirse llamado a militar en las fuerzas armadas de su imaginario dios y matar a personas reales en su nombre.

La pasión religiosa es irracional y los misterios de la fe, si bien pueden animar el amor al prójimo también animan el goce sádico de los gatilleros de Dios.

Imaginemos un día en misa, sea en el colegio o en la Iglesia. El cura sube al altar y lee un pasaje de la Biblia: “Si alguno se acuesta con varón como los que se acuestan con mujer, los dos han cometido abominación; ciertamente han de morir. Su culpa de sangre sea sobre ellos.” Enseguida afirma: “Esto es palabra de Dios.” “Te alabamos, Señor” –responden a coro los fieles-.

Otras columnas de Gazir Sued

lunes, 22 de octubre de 2018

Forcejeo en escuela de Puerto Nuevo

El profesor Gazir Sued analiza el incidente violento entre un maestro y estudiante de escuela secundaria en Puerto Nuevo

💬Ver 0 comentarios