Félix Jiménez

Buscapié

Por Félix Jiménez
💬 0

Solecito

El cuerpo siempre ha sido, siempre será, el termometro perfecto. Siente el frío que se cuela en estas noches de magia y se refresca como puede en medio del castigo inmenso del verano.La constante intensidad de días y noches se registra en los humores que despide, en el cansancio, en las sonrisas que se fraguan, y hasta en los besos que se dan.

Y entonces, en la mañana se descubre el solecito, como le decía mi madre, que apunta en su ángulo perfecto siempre, casi acariciando al cuerpo que lo espera.

Lo que queda a veces es eso, la espera por el Sol que enciende ilusiones y a su manera nos recuerda que todo día es igual y no es igual. Que en esta isla de encanto y espantos se ha coagulado la esperanza y quiere explotar y hacer sentir su Sol mañanero.

Las tardes, sin embargo, se suceden con las penas que a veces aquejan, con los discursos que nada dicen y nada hacen, con las propuestas y los proyectos que se posponen, con la esperanza rota.

Y cuidado: las tardes ya no poseen el resplandor sinuoso de las mañanas. Hacen recordar todos los problemas que nos han endilgado y que pretenden resolver como sea, sin plan y sin pausa. Convocan la nostalgia de los buenos tiempos, que por más que digan y repitan no volverán.

La temperatura sube, los ánimos se encienden. Como creer que las palabras conocidas y trilladas que organizan nuevamente tengan soluciones nuevas, sentencias amables, políticas usables.

Los efectos de las dudas de la tarde nada tienen que ver con ese primer Sol que esperamos noche a noche, el que enciende, el que promete luz.

Las mentiras que tocan el Sol en esas tardes tendrán que derrretirse, reformarse, dirimirse. No portan paz ni serenidades. Son las voces que no aguantan la pura verdad del solecito de la mañana.

Otras columnas de Félix Jiménez

sábado, 5 de enero de 2019

Isaac Asimov

Félix Jiménez reflexiona sobre el pensamiento del escritor Isaac Asimov al inicio de un nuevo año

sábado, 22 de diciembre de 2018

Una vez, y más

Félix Jiménez habla sobre la magia navideña en la que la gran porción de esperanza que nos queda a todos resurge con sus recuerdos y sus añoranzas

sábado, 8 de diciembre de 2018

Ardores, de Francia a Borinquen

Los ardores de París, con sus recientes choques de violencia extrema, los de otras ciudades, así como los de Puerto Rico, son el tema de la reflexión del escritor Félix Jiménez

viernes, 30 de noviembre de 2018

Deseos y deseos

El escritor Félix Jiménez reflexiona sobre los deseos, la comida, las gracias, la música y las penas de estos días de fin de año

💬Ver 0 comentarios