Dennis R. Román Roa

Tribuna Invitada

Por Dennis R. Román Roa
💬 0

¿Somos pobres en Puerto Rico?

Resulta bastante común encontrar personas que no saben dónde están los pobres en nuestro país. Estos, aparte de reconocer la pobreza en una persona que deambula sin hogar o en algunos casos reseñados en las noticias donde las condiciones de vida son precarias, no la ven en el resto de nuestra isla.

Si bien pareciera que la pobreza pudiera resultar invisible, pues aparenta encontrarse en bolsillos apartados que no resultan obvios para todos, también encontramos con mucha frecuencia el caso donde creemos que no somos pobres porque tenemos algunas cosas materiales. Cuando esto ocurre, miramos para el lado pues la conversación no parece ser con nosotros.

Pensamos que no podemos ser pobres porque vamos a la escuela, hay comida y techo, tenemos un celular, disfrutamos de algunos desahogos ocasionalmente, y todo eso, entre muchas otras cosas, no nos permite reconocer nuestra verdadera condición.

Se nos indica con frecuencia que un 46% de la población de Puerto Rico vive bajo condiciones de pobreza. Entonces, si prácticamente uno de cada dos puertorriqueños vive en condiciones de pobreza, ¿por qué no los vemos con mayor frecuencia? La propia métrica contra la cual medimos la pobreza puede llevarnos a esconder nuestra real condición.

El ingreso es el referente más utilizado para medir los niveles de pobreza en Puerto Rico. Contra esa métrica el 46% somos pobres, pero no parecemos reconocerlo. ¿A qué se debe este fenómeno? Una muy probable razón es que se trata de una medida de pobreza relativa al ingreso utilizada en países desarrollados.

Somos pobres contra el desarrollo, pero nos va mejor contra aquellos que apenas se levantan de una pobreza más aguda. Como no nos va tan mal y siempre nos la buscamos para seguir adelante, a veces hasta con orgullo, renegamos nuestra situación.

¿Qué nivel de pobreza tendríamos en Puerto Rico si la midiésemos por la carencia de oportunidades? En ese caso, no debe sorprender si sus porcentajes incrementan. En estos tiempos las oportunidades parecen reducirse para todos.

Podemos tener celular, televisión satelital, y otros pequeños lujos y no darnos cuenta que la posibilidad de obtener algo como un mejor empleo se nos ha reducido sustancialmente.

Los costos para acceder a educación universitaria de la mejor calidad se nos van haciendo más inaccesibles. Muchos ciudadanos en etapa productiva no gozan de seguro médico. Profesionales llegan a su retiro sin recursos para sostenerse en la vejez. La migración acelerada de jóvenes bien calificados y hasta de familias enteras por la falta de oportunidades es continuamente reseñada en los noticiarios. Las oportunidades para el desarrollo y el mantenimiento de una vida plena, van escaseando.

Es hora de despertar y reconocer nuestra verdadera condición. Somos más pobres de lo que creemos ser y cada día lo somos más. Podemos tener muchas de esas pequeñas cosas materiales y nos estamos empobreciendo aceleradamente. Vivimos una ilusión y no nos damos cuenta de dónde estamos y hacia dónde vamos.

Es innegable que vivimos en un país con mejores condiciones que las que tuvieron nuestros padres y abuelos, pero no nos engañemos, no hemos dejado de ser pobres. Tenemos un problema de perspectiva que oculta nuestra verdadera condición. Nuestra apreciación y enfoque sobre la pobreza determinará en gran medida nuestra conducta como sociedad.

¿Será uno que nos mantenga consumiendo de forma desenfrenada como si nada estuviera ocurriendo y mirando hacia el lado, sin ver dónde es que está la pobreza, o será un enfoque que llame a la prudencia? Nos encontramos en momentos que demandan reordenar nuestras prioridades y usar los recursos responsablemente.

Necesitamos mirar el problema con las métricas correctas, donde seamos conscientes de nuestra condición presente y el riesgo para futuras generaciones. Si no reconocemos nuestra verdadera situación, ¿cómo podemos tomar las mejores decisiones? Despertemos y actuemos con la perspectiva correcta. Hay mucha pobreza en Puerto Rico, y aumentando.

💬Ver 0 comentarios