Alvin Padilla Babilonia

Punto de vista

Por Alvin Padilla Babilonia
💬 0

¿Son posibles las alianzas entre candidatos?

Distinto a otras jurisdicciones, en Puerto Rico la Ley Electoral no permite que una persona sea candidato por más de un partido. Esta prohibición debería ser eliminada de la ley. Los cargos electivos no deberían pertenecer a un solo partido, sino al conjunto de ciudadanos de distintos movimientos políticos que pusieron a un lado sus diferencias para nominar y elegir al funcionario que mejor representaba sus aspiraciones colectivas. 

Lamentablemente, el proyecto de la reforma electoral no solo mantiene esta prohibición, sino que añade que los partidos políticos tampoco podrán constituir “alianza o coligación entre partidos políticos, sus candidatos o candidatos independientes”. Este lenguaje, vago y de amplitud excesiva, sugiere que cualquier tipo de alianza también está prohibida y no solo la formal en la papeleta.

Afortunadamente, tanto nuestra Constitución como la de Estados Unidos reconocen, a través de los derechos de expresión y asociación, la facultad de distintos partidos y sus candidatos de hacer alianzas. Una forma en que un partido puede hacer alianzas es endosando, haciendo campaña y votando por candidatos independientes o candidatos de los otros partidos. Es decir, aún cuando Juan Pueblo no pueda representar a Partido A y Partido B en la papeleta, los miembros del Partido A pueden endosar a Juan Pueblo como candidato del Partido B. 

La Corte Suprema de Estados Unidos reconoció el derecho a endosar en EU v. San Francisco. Una ley de California prohibía que el liderato de los partidos endosara o se opusiera a sus candidatos en la primaria. Basándose en la Primera Enmienda, la Corte invalidó la prohibición. Para la Corte, la Primera Enmienda tiene su más completa y urgente aplicación en el contexto de una campaña política. Una campaña no es solo la elección de un candidato, sino una forma de diseminar ideas. 

Aunque EU trataba del derecho del liderato de un partido de endosar a sus miembros, en Timmons v. Twin Cities la Corte Suprema dejó claro que ese derecho no se limita a endosar a los de tu partido. Una ley de Minnesota tenía la misma prohibición de nuestra Ley Electoral: nadie puede ser candidato por más de un partido. Amparándose en EU dos partidos políticos buscaron impugnar la ley, pero la Corte validó la prohibición. Sin embargo, mencionó como uno de sus principales fundamentos que cada partido y sus miembros conservan el derecho de hacer campaña, endosar y votar por los candidatos del otro partido. Es decir, un estado puede prohibir que una persona figure en la papeleta bajo dos partidos, pero como la libre discusión de ideas es necesaria no puede limitar otro tipo de alianzas entre partidos y candidatos. 

Ambas decisiones dejan claro que en Puerto Rico ninguna ley puede prohibir que los miembros de un partido político hagan campaña, endosen y voten por los miembros de otro partido o por un candidato independiente. Tampoco puede un partido prohibirle a uno de sus miembros aspirar a un cargo público porque endosó a un candidato de otro movimiento. Aunque en otro contexto, en McClintock v. Rivera Schatz, nuestro Tribunal Supremo reconoció el derecho estatutario y constitucional que tiene una persona en participar en la primaria de su partido. Este marco legal deja claro que, incluso con la prohibición formal, los candidatos de diferentes partidos aún pueden construir alianzas que representen de una forma inclusiva los reclamos de la ciudadanía.

Otras columnas de Alvin Padilla Babilonia

miércoles, 6 de noviembre de 2019

El acceso a la papeleta en la reforma electoral

La nueva reforma electoral, que de ser aprobada tendría vigencia inmediata, debe incluir una visión robusta del acceso a la papeleta, escribe Alvin Padilla Babilonia

💬Ver 0 comentarios