Chu García

Tribuna Invitada

Por Chu García
💬 0

Sortija de campeón devalúa millonadas

El 30 de junio de 2014, New Orleans Pelicans le concedió una extensión de cinco años por $145 millones a su estelar Anthony Davis, esperanzado en poder convertirse con el tiempo en un equipo contendor al trono, lo cual no ha sucedido: el martes amanecieron en el puesto 13 del Oeste con récord de 26-33, lo que augura una fuga de los playoffs.

Sin embargo, en su afán de ganar un título él ha pedido un cambio, a pesar de que la gerencia está dispuesta a darle un supermax contract de $87,300,000, que elevaría su salario a $239,500,000, en intento de ablandarle su apetito voraz de partida.

Davis, sin embargo, insiste en su adiós y antes del 7 de febrero, fecha límite para canjes, se estuvo negociando su pase a los Lakers por varios jugadores y turnos de sorteos futuros, pero finalmente no se concretó y él se mantiene a regañadientes con los Pelicans.

Desde que LeBron James emigró a Miami, abandonando a Cleveland, en 2010, con la única intención de coronarse junto a Dwayne Wade y Chris Bosh, lo que sucedió en dos ocasiones, empezó la fiebre del peregrinaje para ponerse una sortija de campeón, tocándole el turno a Kevin Durant, que ya lleva un par con Golden State, mientras el armador Kyrie Irving se fue a Boston, en 2016, con los mismos anhelos, al estar convencido que con los Cavaliers se quedaría corto.

Es loable que un baloncelista de alto nivel no se conforme con acumular pilas de dólares y se lance a buscar la sentada en el trono de la NBA, pero tampoco puede escapar a críticas por su falta de lealtad a su primer team: Cleveland con LeBron y Kyrie, y New Orleans con Davis, en 2012 cuando se conocía como Hornets.

Si bien es cierto que James regresó a los Cavs y obtuvo otro campeonato, su movida a Los Angeles fue pisar sobre mojado.

No sé cómo usted piensa: pero para mi tiene un valor extra la fidelidad de Nowitzki y Kobe Bryant, con 21 y 20 campañas en defensa de los mismos colores, pudiendo haberse acogido con éxito a la agencia libre.

Otras columnas de Chu García

viernes, 24 de mayo de 2019

Pedraza a la caza de otra baza titular

Si alguien no se debe sentir triste ni avergozado por sus dos fracasos en el profesionalismo, campo en que debutó en 2011 es el cidreño José Pedraza, ya que sus victimarios, Gervonta Davis, por KO’T en siete asaltos en su tercera defensa del cetro de las 130 libras; y Vasyl Lomachenko, por decisión unánime en la unificación de la corona ligera de la AMB y OMB, cayendo dos veces en el undécimo asalto, no resultaron inesperados por la calidad y glamour de ambos frente a la vitrina televisiva.

miércoles, 22 de mayo de 2019

A Steve Kerr hay que quererlo

Hay una ley no escrita en el deporte: cuando un equipo gana es por la autoría de sus jugadores, pero si pierde es por culpa de su dirigente.

lunes, 20 de mayo de 2019

¡Wow, qué pegada tan bestial!

Uno es japonés y chiquito, el otro, estadounidense y grandote, pero ambos tienen forrados sus puños de TNT, y el sábado sus rivales quedaron tan anestesiados que parecía que estaban en un quirófano.

💬Ver 0 comentarios