Albert Grajales

Tribuna Invitada

Por Albert Grajales
💬 0

Subjetivo informe sobre la CIA

“E l que esté libre de pecado, que lance la primera piedra”. Con esta expresión en mente, invito a que sea analizado el desafortunado informe presentado por el Senado de Estados Unidos sobre la práctica de torturas que le atribuyen a la Agencia Central de Inteligencia (CIA).

Sobre dicho informe se han emitido muchas opiniones distintas a la mía, incluyendo el excelente editorial de El Nuevo Día titulado “Cero impunidad en las torturas de la CIA” del pasado 12 de este mes. Respeto estas perspectivas, pero creo saludable darles la oportunidad a los lectores a otro punto de vista, para que puedan hacerse su propio juicio. Censuro el informe presentado por la Comisión de Inteligencia del Senado federal por varia razones:

- No es objetivo. Tiene una agenda negativa, por ignorancia y por credo político.

- Los congresistas defensores del informe de inteligencia son los mismos que luego de los sucesos del 9-11 exigieron desde finales de 2001 la acción inmediata de la CIA, pidiendo sobre todo justicia patriótica. Estos congresistas fueron orientados entre 2002 y 2009 por la CIA sobre el programa de interrogación intensa. Lo avalaron y ahora son los acusadores para salvaguardar su imagen en la opinión pública.

- .En este caso algunos de los “campeones” justicieros que ahora están lanzando la piedra contra los “pecadores” de la CIA son los congresistas Nancy Pelosi, Dianne Feinstein (portavoz del informe) y John McCain. Este último lo puedo justificar porque él sufre el síndrome postraumático y cualquier confrontación mínima se refleja en sus acciones.

- El equipo de Feinstein evaluó y presentó su interpretación de la información desclasificada para perjudicar a los héroes de la CIA. Ellos saben que la CIA no se puede defender debido a que le aplica el decreto de confidencialidad bajo la seguridad nacional y mucha de la información sigue clasificada. Esto es como pelear con un boxeador con sus manos atadas.

- Algunos medios usaron fotos de los detenidos sospechosos, que mostraban atrocidades cometidas por su cuenta por algunos soldados estadounidenses, y las proyectaron como si fueran bajo el programa especial de la CIA. De hecho, estos soldados ya fueron procesados por su conducta impropia.

- La administración Obama trató de desatar una cacería de brujas en contra de la persona a cargo del programa de interrogación y director de Inteligencia y Contraterrorismo de la CIA, José Rodríguez, de ascendencia puertorriqueña, y no pudo porque estaba bien documentado legalmente y apoyado.

- Todo el mundo ahora está enfocado en lo que supuestamente hizo la CIA. Pero muchos se olvidan que otros países, tanto de extrema derecha como de izquierda, tienen sus métodos violentos de extrema tortura que son crueles. La especialidad de Al Qaeda y del llamado Estado Islámico o ISIS es degollar a sus víctimas de manera cruel, humillante ypública.

Por todo esto, tengo una gran preocupación con este informe. El mismo tiende a darle una gran ventaja a los grupos terroristas, en especial al grupo ISIS. El más malvado, intelectual y moderno de los grupos terroristas. No hay palabras sobre ellos porque el mundo, por todos los medios, los ha visto en acción. La promesa de ISIS de atacar a los Estados Unidos puede ser más real. Nuestros aliados en la lucha contra el terrorismo se van a apartar de la relación sacrificada que tenemos con ellos. En este momento la vida de nuestros soldados está en alerta de peligro y me atrevo a indicar que nuestros civiles también. Los agentes e informantes de inteligencia están aún en más peligro, porque también en los informes se presentaron algunos modos de operar.

En conclusión, y como les comparto a mis estudiantes este pensamiento de mi autoría: “A veces hay que ser el antídoto del veneno”. Como ustedes saben los antídotos son sacados del mismo veneno para hacer el bien. Yo apoyo la acción tomada por la CIA y pueda que suene cruel, pero esto es mejor que tomar las vidas de civiles como daño colateral.

El autor es consultor de Inteligencia y Antiterrorismo, y exdirector de Interpol en Puerto Rico.

Otras columnas de Albert Grajales

💬Ver 0 comentarios