Vicente Feliciano

Punto de vista

Por Vicente Feliciano
💬 0

Subsidios para los viajeros del ferri

En una columna publicada el jueves, el licenciado Julio Fontanet describió muy bien los estragos por los que pasan los turistas y algunos residentes de las islas-municipio de Vieques y Culebra. El problema continuará porque no es técnico ni gerencial sino político y cultural. La solución está en cambios estructurales

El rol de los residentes de las islas municipios y sus respectivos alcaldes debería ser administrar el ferri en vez de que lo haga el gobierno central. Sin embargo, administrar implicaría asumir la responsabilidad y tomar decisiones difíciles. 

Cuando al licenciado Fontanet y a otras quince personas los bajan del ferri después que tenían un pie adentro porque se llenó, todos eran turistas y ninguno era residente. Esto porque los residentes abordan antes que los turistas a pesar de haber podido llegar horas más tarde. Además, una de las razones para retrasar la venta de boletos es que la política de la Autoridad de Transporte Marítimo (ATM) es no vender todos los boletos sino reservar un bloque para residentes de las islas-municipio. La fiscalización de quién es residente queda en manos de ATM.

En los pasados años he utilizado los ferris de Seattle-Bainbridge, Playa del Carmen-Cozumel, St. Thomas-St. John, Trois Rivieres-Terre-de-Haute (Guadeloupe), entre otros. En ninguno se discrimina contra el turista, ni se le otorga a los residentes de la jurisdicción el trato de ay bendito que se le da a los residentes de Vieques y Culebra. Solo imagínense el ridículo que sería si los residentes de Puerto Rico quisieran un bloque de boletos reservados y preferencia de abordaje en el Aeropuerto Luis Muñoz Marín por el mero hecho de ser residentes.

El miedo a administrar el ferri es que se podrían ver forzados a bajar del ferri a muchos de los que se montaron antes que el licenciado Fontanet y dar los espacios en función de llegada. Es probable que muchos de los que se montaron antes que Fontanet son residentes de Vieques que hicieron planes de última hora y que son amigos de los empleados de ATM. Por lo tanto, obtuvieron boletos y abordaron con preferencia. Un ferri administrado por los propios viequenses daría peso al hecho de que los turistas representan las habichuelas de muchos residentes y no se les debe maltratar.

Por otro lado, administrar el ferri implica que serían los responsables por el presupuesto. Al igual que en la Universidad de Puerto Rico, si el dinero asignado por el gobierno central no fuera suficiente, tendrían que aumentar los precios de los usuarios del servicio. Además, tendrían que enfrentar algunas prácticas ineficientes que defienden los sindicatos de la ATM. 

El tema de cómo subir los precios del ferri sin impactar a grupos vulnerables tiene una solución técnica sencilla. Se le otorga una cantidad de dinero a cada municipio para que subsidie a algunos, no todos, los residentes. Así pues, se subsidia al estudiante durante el período de clases, al enfermo para atender una cita médica, al indigente porque no puede sufragar el costo del ferri. Sin embargo, no se subsidia a todos los residentes todo el tiempo.

El que los residentes administren el ferri es el cambio político que se necesita. El que tomen decisiones difíciles para poder administrar responsablemente es el cambio cultural. Ambos constituyen el cambio estructural que mejorará el servicio del ferri, el atractivo turístico de las islas-municipio, el ingreso y la calidad de vida de los residentes de Vieques y Culebra.

Otras columnas de Vicente Feliciano

martes, 17 de septiembre de 2019

La AEE con acuerdo razonable

Vicente Feliciano indica que el recorte de 32.5% al principal de la deuda de la AEE es un precedente histórico

viernes, 16 de agosto de 2019

La transacción de la AAA

El acuerdo de la AAA con sus acreedores es un nuevo paso adelante en la renegociación de toda la deuda de Puerto Rico

💬Ver 0 comentarios