Johnny Rullán

Tribuna invitada

Por Johnny Rullán
💬 0

Sueño borincano

E ste próximo jueves, 5 de noviembre, tenemos una cita para marchar desde el Choliseo hasta el Hiram Bithorn.

Se trata de una gran encrucijada, un momento histórico. Una gran bifurcación, donde Puerto Rico se acerca a perder fondos federales para Medicare y Medicaid si no hacemos nada.

Podemos convertir el reto en oportunidad si nos unimos en una causa y marchamos juntos hacia la equidad en fondos federales para Puerto Rico. O sea, o perdemos $3,000 millones o ganamos $7,000 millones si nos unimos juntos a la Casa Blanca, el Congreso federal y el pueblo de Puerto Rico, incluyendo la diáspora, para evitar la crisis humanitaria que se avecina.

La marcha es la manera que tú y yo podemos adelantar nuestra causa de lo que denomino “sueño borincano para la salud”. La foto de la marcha se usará en el Congreso federal como un indicador de nuestro apoyo solidario a la causa de equidad en servicios de salud para Puerto Rico ahora.

¿Y qué es el sueño borincano para la Salud? El sueño borincano para la Salud es que tengamos estabilidad financiera en el sistema de salud y así transformar nuestro sistema de prestación de servicios en salud en un verdadero sistema en el que todos tengamos mejor estado de salud, mejor cuido en los servicios y todo esto a un precio razonable y accesible. Esta triple meta es alcanzable si nos organizamos y planificamos ahora.

No quiero ver a 600 médicos marcharse anualmente de la isla, ni tampoco quiero ver a nuestras enfermeras marcharse, porque pagan mejor en Estados Unidos. No quiero ver a nuestros hospitales recibir 25% menos paga que las otras jurisdicciones continentales pero con los mismos criterios de calidad y requisitos de licenciamiento.

No quiero ver a parientes de pacientes tener que pagar por una enfermera privada cuando cada hospital debería tener un “staffing” adecuado. No quiero ver una sala de espera con más de cuatro pacientes citados por hora y una paga injusta por el trabajo del profesional de salud.

No quiero ver que todo cuido de larga duración no se reembolse y si mi padre necesita cuido al hogar no tenga que pagarlo en efectivo, sino que el plan médico lo cubra. No quiero ver a personas de edad avanzada preocupadas por el precio del medicamento y tener que decidir entre pagar comida o pastillas.

No quiero ver a familias necesitadas mudarse a Orlando para que le den un estipendio suplementario cuando tienen necesidad económica (supplemental security income (SSI).

Por el contrario, sueño con ver un Puerto Rico de futuro donde nuestros médicos, enfermeras, hospitales, laboratorios y farmacias sean pagados de forma justa en comparación a nuestros conciudadanos continentales.

Sueño con ir a una cita médica y me van a estar esperando con un plan proactivo donde el paciente es el centro de cuido, coordinado eficientemente por proveedores que no piensan en marcharse.

Sueño con ver a las personas jubiladas gozando su retiro sin temor de quién pagará sus pastillas o su cuido extendido si se incapacitan. Sueño con ver a una familia necesitada quedarse donde mejor le guste y no tener que mudarse para aprovechar el SSI.

El próximo 5 de noviembre voy a marchar para que ese sueño borincano se convierta en realidad. Vamos a luchar valientemente para dejar esta encrucijada atrás.

A mí me tomó muchas horas recuperarme de mi cáncer de mieloma múltiple estadio 3B y, aunque es cierto que se me lesionaron seis vertebras y tres pulgadas de estatura y camino aún con un poco de dificultad, marcharé por un mejor Puerto Rico acercando ese sueño borincano.

Te invito a que digas presente a esta gran cita. El recorrido son 1.8 millas o 3,600 pasos y cada paso significa mucho, porque vamos a sudar y convencer a Washington DC que se comprometa en traer los $7,000 millones anuales a Puerto Rico para evitar la crisis humanitaria. Hagamos que el sueño sea una realidad. Puerto Rico te necesita ahora!

Otras columnas de Johnny Rullán

jueves, 30 de agosto de 2018

Las muertes de María reclaman

Un grupo de médicos recomienda cambios en el gabinete ante señalamientos del informe de George Washington University sobre deficiencias asociadas a miles de muertes tras el impacto del huracán María

💬Ver 0 comentarios