Ruth Merino

Buscapié

Por Ruth Merino
💬 0

Suerte

Y si a usted le tocaran nada menos que $560 millones en el sorteo de Powerball, ¿qué haría?

Una mujer en New Hampshire obtuvo ese premio, pero sabe que si lo cobra pierde su privacidad. Ahora está en tribunales para que se oigan sus argumentos a favor de mantener su anonimato. El caso no se ha resuelto todavía.

En Puerto Rico la ley ya favorece el derecho de los premiados a no revelar su buena fortuna. Permítanme contarles una anécdota que creo que ilustra las ventajas del anonimato ante la repentina riqueza.

Hace muuuchos años, cuando era reportera del periódico El Mundo, fui a una oficina pública y allí los empleados me preguntaron si me gustaría entrevistar a un millonario. Había allí un cierto aire de excitación y misterio que me llamó la atención. ¿Qué millonario?, pregunté. Me contaron entonces que uno de los conserjes acababa de ganar un millón de dólares en la Lotería de Puerto Rico. Lo del millón era todavía una novedad –esto ocurrió en los años 70– así que la suerte del compañero de trabajo era la gran noticia del día.

Naturalmente el caso despertó mi curiosidad. Sabía, además, que si le pedía una entrevista al afortunado era muy posible que accediera a hablar conmigo. ¿Sería interesante esta historia para el lector? Indudablemente. Pero… ¿qué precio pagarían el hombre y su familia? Yo conocía muy bien la respuesta a esa pregunta.

Por lo tanto, les dije a mis informantes que no lo entrevistaría. Les pregunté también cómo se habían enterado. Me explicaron que su compañero les había mostrado el boleto para que ellos corroboraran lo que él no se atrevía a creer.

La información no trascendió. Un par de años después se me ocurrió preguntar qué había sido de la vida del nuevo millonario. “Nada, igual que siempre, aquí trabajando, no cambió el carrito y sigue en el mismo vecindario”, me dijeron.

“Ah, bueno”, contesté, “entonces quiere decir que descubrió que era feliz”.

Otras columnas de Ruth Merino

domingo, 23 de febrero de 2020

Un hombre optimista

Su racha de pesimismo pasó…Halló una nueva manera de apreciar su mundo: el canto de las aves, el murmullo del viento, relata Ruth Merino sobre un refugiado del sur que espera pronto volver a su hogar en Ponce

domingo, 9 de febrero de 2020

Jennifer es Jennifer

La respuesta de Jennifer López a los prejuicios en torno a las mujeres de 50 años es rotunda y convincente, dice Ruth Merino

domingo, 26 de enero de 2020

El poder corrompe

La solidaridad de los puertorriqueños atenuó el desamparo, pero ahora quienes nos gobiernan deben poner su casa en orden y unirse a ese pueblo generoso sin más dilación, dice Ruth Merino

domingo, 12 de enero de 2020

Lecciones de los terremotos

Es prioritario ayudar a los refugiados, pero igualmente importante es planear para el futuro utilizando las lecciones de hoy, escribe Ruth Merino

💬Ver 0 comentarios