Noel Algarín Martínez
💬 0

Superar el miedo al 'cuco'

Siento empatía por los Raptors de Toronto. La de 2017-18 parecía que sería la campaña en que, finalmente, darían un salto cualitativo y serían serios aspirantes a disputar la final de la NBA, sobre todo tras dominar el Este en la temporada regular con marca de, 59-23. Pero, una vez más, los Cavaliers de Cleveland se cruzaron en su ruta y el sueño de jugar por el campeonato se tornó en pesadilla.

En las pasadas dos temporadas, Toronto ha tropezado con la misma piedra en los playoffs. Los Cavaliers, actuales subcampeones de la NBA, han sido sus verdugos y los han eliminado de la postemporada en finales (2015-16) y semifinales (2016-17) de la Conferencia Este. Incluso, sin contar la acción de anoche, los Raptors habían perdido ocho partidos en línea ante los Cavs en playoffs, lo que habla del dominio del equipo liderado por LeBron James sobre sus rivales al norte de la frontera de Estados Unidos.

Si les sirve de consuelo, que sepan los jugadores de los Raptors y sus fanáticos que antes de Michael Jordan ganar seis anillos de campeón de la NBA, sus Bulls de Chicago tuvieron que sucumbir en dos ocasiones ante los Celtics de Boston (1986 y 1987) y en tres oportunidades ante los Pistons de Detroit (1988-1990) en los playoffs.

Así que Toronto no tiene por qué sentirse avergonzado... ¿O sí? Desde su debut como franquicia de expansión en la NBA en el 1995, los Raptors han clasificado a playoffs en diez oportunidades, incluidas las últimas cinco campañas de forma seguida. Lo más lejos que han llegado es a la final de la Conferencia del Este del 2016, etapa en la que, como mencioné, fueron vencidos por Cleveland.

La franquicia canadiense es liderada por el “backcourt” de Kyle Lowry y DeMar DeRozan, jugadores que han participado de cuatro Juegos de Estrellas cada uno. Tienen jugadores probados en la pintura como Jonas Valanciunas y Serge Ibaka. Sin embargo, ven a LeBron James y los colores de los Cavs, y es como mostrarle al diablo la cruz.

Vencer a Cleveland en playoffs es la asignatura pendiente de Toronto. Aunque actualmente luzca cuesta arriba, si quieren ser considerados un verdadero equipo elite en la NBA, los Raptors tendrán que hacerse grandes, dejar de temerle al ‘cuco’ y derribar las barreras mentales. Si nada de eso les funciona, ni modo, les tocará rogar que LeBron se mude a un equipo del Oeste la próxima campaña...

Otras columnas de Noel Algarín Martínez

domingo, 16 de septiembre de 2018

Las chicas del ring

El contexto histórico es perfecto para evaluar prácticas de la industria del boxeo como la de utilizar mujeres para pasearse con una pancarta anunciando los rounds.

domingo, 9 de septiembre de 2018

Barea se merece unos Juegos Olímpicos

En una carrera llena de logros y galardones, una de las pocas cosas que le quedan por completar al base puertorriqueño es la oportunidad de desplegar su talento en una olimpiada.

domingo, 2 de septiembre de 2018

Un dominicano en la casa blanca

Mariano Díaz Mejía, futbolista de madre dominicana, acaparó toda la atención de la prensa deportiva española la semana pasada

💬Ver 0 comentarios