Juan Juarbe Montijo

Tribuna Invitada

Por Juan Juarbe Montijo
💬 0

Súpertormentas, intereses económicos y bienestar social

En los pasados días de crisis se ha destacado la actuación y ejecutorias de los empleados que trabajan directamente con las labores de manejo de emergencias de las diferentes agencias y entidades del país.  A estos esfuerzos hay que añadir los de los ciudadanos comunes, esos vecinos que prestan ayuda desinteresadamente y a las organizaciones de servicio e iglesias del país.  Todas estas personas son nuestros héroes, son los que dan la milla extra, en ocasiones, arriesgando sus vidas. Nuestro Puerto Rico es agraciado en poder contar con tanto ser humano con una mentalidad de civismo tan elevada.

Esta crisis nos ha dejado una idea clara de lo que el puertorriqueño puede hacer si se lo propone.   Inclusive el gobierno central asumió una posición de preparación y liderato que hacía tiempo no se veía en Puerto Rico.  Con nuestros problemas de infraestructura y de crisis financiera hemos dado cátedra de lo que se puede hacer cuando un pueblo se lo propone a pesar de la adversidad. 

Ahora bien, para que haya héroes tiene que haber villanos.   En las últimas décadas los desastres naturales climáticos han ido subiendo en intensidad, tamaño y frecuencia.  Desde que tengo uso de memoria los científicos han estado advirtiendo que de no haber un cambio en la manera de manejar desechos y de producir energía nos veríamos en grandes aprietos, en una situación que desembocaría en la muerte de millones de personas alrededor del mundo.

Tomó 20 años preparar un plan mundial para controlar los factores industriales que propician la creación de los gases que causan el efecto invernadero.  Esos gases que hacen que la temperatura global aumente. Los efectos de la subida de temperatura en el mundo son deshielo polar, sequías extremas, extinción de vida silvestre, aumento en la ocurrencia de cáncer, súper tormentas, eventos climatológicos en áreas atípicas (calor en épocas de frío, nevadas sorpresivas, etc).  Luego de mucho cabildeo se logró que la gran mayoría de los países del mundo firmaran un acuerdo para el control de emisiones de gases de invernadero.  Fue un día de regocijo mundial.

Sin embargo, el actual presidente de Estados Unidos, Donald Trump, utilizó en su campaña el argumento de que el cambio climático era una falsedad, utilizando la ahora muy difundida práctica de desinformación, utilizó los medios para difundir información falsa, sin evidencia científica, sin validación alguna, citando fuentes inexistentes.  Manejando los sentimientos de los elementos conservadores más recalcitrantes de Estados Unidos, logró polarizar el país y ganó unas controvertidas elecciones.  La realidad es que lo único que Trump busca con su argumento anti climático es el beneficio económico de unos cuantos millonarios que lo apoyaron en su campaña.

Estados Unidos se retiró del convenio mundial climático ante la sorpresa y el rechazo a nivel local e internacional.  Irónicamente Estados Unidos es el país que más ha sufrido con dos embates corridos de súper tormentas que causaron muertes y daños en los miles de millones de dólares en Texas y Florida. Trump con su negativa ambiental es en parte culpable de lo que nos espera en el futuro, el país industrializado más poderoso del mundo le ha dado la espalda a la crisis mundial más grande y peligrosa de la humanidad.  Con sus acciones está condenando a millones de personas a una tragedia de niveles épicos. 

Otras columnas de Juan Juarbe Montijo

lunes, 21 de agosto de 2017

Receta contra el terrorismo

Juan C. Juarbe Montijo comenta sobre el impacto del terrorismo mundial y cómo podemos combatir los grupos que trabajan para desestabilizar el orden

jueves, 20 de julio de 2017

La realidad del deporte infantil

Juan Juarbe Montijo, exdirigente de ligas infantiles, comenta sobre el entrenamiento, las presiones y las conductas en las ligas deportivas para niños en el país y cómo mejorar la situación.

💬Ver 0 comentarios