Manuel G. Avilés-Santiago

Desde la diáspora

Por Manuel G. Avilés-Santiago
💬 0

Teaching in the Dark for Puerto Rico

L a foto satelital de un Puerto Rico a oscuras fue una de las primeras imágenes que circuló en las redes sociales a sólo horas del paso del huracán María por la isla. Frases promocionales heredadas del turismo, como The Shining Star of the Caribbean y La Isla Estrella, quedaron trastocadas ante la escena de un archipiélago en penumbras.

Para quienes vivimos el fenómeno atmosférico desde la diáspora, la imagen no sólo nos conmovió sino que se convirtió en un agonizante presagio de lo que viven nuestros familiares y amigos en Puerto Rico, y de la agobiante oscuridad en la que quedamos sumidos al no tener información de ellos.

En la desesperante espera por saber de mi familia, hice lo que muchos otros boricuas: seguirle el rastro a Puerto Rico desde los medios noticiosos internacionales. Las imágenes de devastación, las deshumanizantes reacciones del presidente Trump, y los resultados de un sondeo que revelaba que cerca de mitad de los estadounidenses desconocen que los puertorriqueños son ciudadanos americanos hacían el cuadro uno más lúgubre. Por eso, decidí reenfocar mis esfuerzos y tratar de iluminar a Puerto Rico desde la enseñanza.

Resolví llevar la causa de Puerto Rico a mis cursos de Comunicación y Cultura en Arizona State University. La dinámica, Teaching in the Dark for Puerto Rico, consistió en impartir mis cursos con las luces apagadas y sin uso de tecnología. Diez minutos antes de culminar la clase, expliqué a mis alumnos el porqué del ejercicio. La discusión giró en torno a dos tipos de oscuridades. La oscuridad física en la que están inmersos millones de puertorriqueños al no tener electricidad. También conversamos de la oscuridad como metáfora de la inopia en la que viven muchos estadounidenses quienes no conocen de la relación colonial de Puerto Rico con los Estados Unidos.

Culminada la clase, varios estudiantes se acercaron con interés en colaborar con la causa. Les recalqué sobre la importancia de visibilizar la situación de la isla y del poder de las redes sociales como plataforma de movilización. Algunos compartieron en sus redes mensajes de solidaridad para los estudiantes boricuas con una foto de sus rostros iluminados con la luz de una vela.

Al salir de la clase, pude conseguir comunicación con mi madre. “Puerto Rico sigue a oscuras” - me dijo-. “Aunque te confieso que jamás había visto un firmamento tan hermoso en mi vida” - añadió.

💬Ver 0 comentarios