Bárbara I. Abadía-Rexach
💬 0

Temores

Cuando logré acceso a mi correo electrónico después del paso del huracán María, leí mensajes de amistades en el extranjero que me preguntaban a qué organizaciones confiables de Puerto Rico podían enviar ayudas. Por un lado, el orgullo iluso de pensar la desconfianza como una afrenta hacía que esa pregunta me incomodara. Sin embargo, no poder identificar fácilmente organizaciones fiables trastocaron mi presunción sobre qué consideraciones se deben evaluar a la hora de apoyar a personas necesitadas. No solo la intención cuenta. Es imperativo minimizar el temor de que el donativo será utilizado inadecuadamente.

Hace un par de días, un colega me preguntó qué medidas de seguridad debe tomar cuando venga a la isla de vacaciones próximamente. Le respondí que debe observar las precauciones que consideraría en cualquier lugar al que va de visita.

Repensé mi respuesta.

Si ni siquiera yo me siento segura en mi país, no puedo despachar el asunto equiparando ni minimizando la violencia que se vive en el archipiélago a la de cualquier rincón del planeta.

Entonces, le añadí que, él y su familia, deben procurar andar en grupo. Me comprometí a enviarle una lista de lugares para visitar y recomendaciones básicas para que la estancia aquí sea segura y placentera.

La desconfianza en las instituciones públicas y privadas y la falta de seguridad acrecientan temores comunes. Quizás, antes, una creía conocer por dónde debía o no transitar sola o acompañada, de día o de noche; hoy, la violencia ha reducido las opciones de lugares en los que una se siente segura.

Los asesinatos más recientes en Fajardo, Carolina y San Juan dan cuenta de que los temores van en aumento.

La frase “a plena luz del día” ya no suena a cliché; se ha convertido en una expresión necesaria que acompaña las alertas y titulares que nos advierten del más reciente tiroteo o del asesinato que elevará la cifra de muertes violentas en solo 10 días del anhelado 2019.

Que a las resoluciones de año nuevo agreguemos denunciar las instituciones en las que no confiamos y que reclamemos al gobierno la seguridad que merecemos.


Otras columnas de Bárbara I. Abadía-Rexach

miércoles, 13 de marzo de 2019

Raza negra

La antropóloga Bárbara Abadía Rexach aboga por el activismo para combatir el racismo en Puerto Rico

miércoles, 27 de febrero de 2019

Nuestra iupi

La antropóloga Bárbara I. Abadía Rexach evoca su experiencia en la UPR

jueves, 14 de febrero de 2019

Amor

La antropóloga Bárbara Abadía define el verdadero amor

jueves, 24 de enero de 2019

Blackface

Bárbara Abadía Rexach plantea que estampas folclóricas en la isla merecen entenderse desde sus contextos de opresión y lucha, no desde la mofa a la negritud.

💬Ver 0 comentarios