Mayra Montero

Antes que llegue el lunes

Por Mayra Montero
💬 0

Terminar para Trump

Si las ayudas que se aprobaron para Puerto Rico en el Congreso alcanzan los $92,000 millones, o son, en realidad, poco más de la mitad de esa cifra, es algo insustancial en el marco de la intención política que tiene el tuit del presidente Trump.

No se refiere precisamente a los ciclones la frase más significativa de ese mensaje: “Will it ever end?

Acabado de llegar del sur de Francia, donde el ambiente en la reunión del G7 estuvo caldeado, y parece que le pidieron por activa y por pasiva que arreglara un poco sus asuntos con China, pues la disputa puede afectar al resto de las potencias, Trump, en lugar de dedicarse a comentar lo que hizo en Biarritz, sacó unos instantes para preparar otra píldora venenosa, que le sigue a la llamada “broma de Groenlandia”.

Anteriormente, desde el mismo Congreso, han salido voces desmintiendo la famosa cifra de los $92,000 millones que él repite cada vez que se refiere a la isla. Y ya es inútil intentar desacreditar el mensaje por esa vía. Debe quedar establecido que en su mente y su discurso siempre prevalecerán esos números, y los desmentidos lo traen sin cuidado.

Nos guste o no, hay una enorme masa de ciudadanos estadounidenses, dispersos por la enorme geografía, que absorben como esponjas las palabras de su presidente, y para quienes las acusaciones de que es racista, sexista, impulsivo y deshonesto, son solo artimañas políticas.

A mí me parece que lo que debería analizarse, en verdad, no es la repercusión que esos mordientes comentarios tienen en el resto del mundo, que es prácticamente ninguna, o dentro de la nación que dirige, que ya le acepta lo inesperado. Hay que analizar cómo influye aquí, en la política y el sentir locales.

La diáspora, por su naturaleza, y como casi todas las diásporas que en el mundo han sido, tiene prioridades económicas y de integración, y no se moviliza —ni se movilizará— en manifestaciones o paros. Si acaso, por medio del voto, podrán aupar a un congresista o dos, y esos congresistas llevar sus denuncias al foro correspondiente. En Washington, la higiene política y las leyes contra el terrorismo limitan enormemente un montón de acciones.

En cuanto a Puerto Rico, mientras más atrabiliario sea el presidente —digamos, más crudo en sus salidas de tono—, más esforzado será componer un movimiento de masas que proponga rupturas sustanciales. Es natural, porque se sabe, o se sospecha con mucho fundamento, que del lado de allá no habrá una negociación llevadera. Ni con Trump, ni con el que le suceda, si es que le sucede un demócrata en 2020. En ese caso, pesarían demasiado los intereses de los grandes sindicatos del norte, fíjense si han pesado hasta ahora, que las leyes de cabotaje están ahí, vivas y coleando.

Ese “Will it ever end?”, ese “terminar” de Donald Trump, tiene su hilito de saliva maquiavélica. Unido, en un tuit muy breve, al tema puntual de los miles de millones (los que llegaron o los que van a llegar; la cifra real o la que él se inventa, da igual), desconcierta a la población hundida en los hoyos de la calle; enervada por la fragilidad del sistema eléctrico; enfrentada a un pico de la temporada de huracanes que revive los más siniestros fantasmas.

Los tuits del presidente se leen, o deberían de leerse, apartados de la excusa inmediata —el paso de Dorian— y del contexto numérico, millones arriba o abajo. Es otra cosa. Nuestros políticos lo saben. El único que le ofreció un puño está en la calle.

Otras columnas de Mayra Montero

domingo, 31 de mayo de 2020

El costo de abrir las rejas

Sin duda cogerá calle una legión de confinados, entre los que no dudo que haya algún inocente. Pero el costo de abrir las rejas a criminales despiadados, sicarios que apostaron a su suerte, desquiciados que querrán ajustar cuentas y matones de distinta calaña, es impredecible, dice Mayra Montero

domingo, 24 de mayo de 2020

Los gallos: regreso a clases

Todos sabemos perfectamente que esto es una migajita de esperanza vinculada a las primarias del partido. Que el “momento” de reanudar las peleas de gallo no va a llegar nunca, escribe Mayra Montero

domingo, 17 de mayo de 2020

El tropezón del mundo

La discusión política entra en una etapa inédita, por causa de la pandemia y por la ristra de billones que van a circular entre la población, un proceso que está reñido con movilizaciones y avances soberanos, dice Mayra Montero

domingo, 10 de mayo de 2020

Rastreo de contactos: ¿inconstitucional?

¿Qué se apuestan a que alguien pone una demanda? Ahí se acaba el rastreo de casos. No se le podrá preguntar a un enfermo con quién habló, comió o se tocó en los últimos días. Si es que lo veo venir, escribe Mayra Montero

💬Ver 0 comentarios