Bori Ciencia

Tribuna Invitada

Por Bori Ciencia
💬 0

¿Tienes edad para beber?

Por Coriness Piñeyro-Ruiz

Actualmente en Puerto Rico la edad mínima para el consumo legal de alcohol es 18 años. Sin embargo, estudios de resonancia magnética (MRI) han encontrado que el cerebro se sigue desarrollando hasta los 25 años.  Ingerir alcohol durante la adolescencia podría definir quien serás de adulto ya que puede afectar tu aprendizaje, tus habilidades motoras, tu formación de conducta y tu comportamiento.

Te sorprendería saber que, en Puerto Rico, un 70% de adolescentes entre las edades de 12 a 18 años ha ingerido alcohol alguna vez, de los cuales más de un 50% han ingerido cinco tragos o más.  Por estos datos tan alarmantes es que Dr. Roberto I. Meléndez Aponte, Catedrático Asociado del Departamento de Anatomía y Neurobiología de la Escuela de Medicina en el Recinto de Ciencias Médicas de la Universidad de Puerto Rico, se dedica a investigar cómo la exposición y el uso excesivo de alcohol afecta el desarrollo y función del cerebro.

El Dr. Meléndez realizó un bachillerato en Química con concentración menor en Psicología en la Universidad Estatal de la Florida en los Estados Unidos.  Es de aquí donde surge su interés en el efecto que tienen las sustancias químicas en el cerebro.  “Es muy importante que los estudiantes se expongan a la investigación durante su bachillerato” afirma el Dr. Meléndez.  En lo personal, fue lo que influyó en él, el seguir estudios doctorales (PhD).  

Específicamente, el Dr. Meléndez estudia cómo el alcohol afecta la función del neurotransmisor excitatorio más común en el cerebro: glutamato.  Glutamato es esencial para el desarrollo del cerebro y nos ayuda a aprender, crear y mantener memoria, formar patrones de conducta, entre otras funciones. “Sabemos que el alcohol es una droga tan peligrosa como cualquier otra.  Lamentablemente se abusa mucho del alcohol y sucede mucho en personas jóvenes. Sin embargo, como es legal, no pensamos en su peligrosidad” indica el Dr. Meléndez. 

A través de su investigación, el Dr. Meléndez encontró que la cantidad de glutamato que envía el cerebro a regiones importantes del desarrollo es mayor en roedores juveniles que en adultos. Además, sus investigaciones sugieren que es más crítico la edad en que uno comienza a ingerir bebidas alcohólicas que la misma genética.  El pensamiento general en la población es que una persona llega al alcoholismo porque tenía una predisposición genética; lo cual es cierto, pero en muy pocos casos.  Tú puedes tener una predisposición genética de alcoholismo y no ser alcohólico, es decir, tu herencia genética no dispone que serás alcohólico. 

Durante los últimos 10 años, en el campo de la adicción al alcohol, se ha establecido que es más crítica la edad en la que se comienza a tomar alcohol que la predisposición genética de la persona lo que contribuye al desarrollo del alcoholismo y sus problemas secundarios.   La Ciencia Boricua ha contribuido a estos nuevos hallazgos.

¿Existe una edad recomendada para comenzar a ingerir alcohol de manera moderada? Utilizando como criterio la evidencia científica, el Dr. Meléndez entiende que la edad sugerida debería ser 21 años.  A través de sus investigaciones y evidencia científica, el Dr. Meléndez intenta crear conciencia de que el cerebro de los adolescentes pasa por unos cambios químicos importantes, y que, si estos son interrumpidos, nuestra formación a adultos podría verse negativamente afectada.  

Otras columnas de Bori Ciencia

sábado, 17 de febrero de 2018

La importancia de los microbios

El candidato doctoral Ramón Gómez Moreno explica la labor científica de la ecóloga microbiana Filipa Godoy-Vitorino

sábado, 16 de diciembre de 2017

Lupa al nexo de mala nutrición, estrés y aprendizaje

La profesora Rebecca Parodi alude al tema de la dieta como factor que impacta el desarrollo del cerebro y comenta las investigaciones del científico Johnny Figueroa sobre este asunto

💬Ver 0 comentarios