Raymond Pérez

Tinta Boricua

Por Raymond Pérez
💬 0

Toca ser fanático en las buenas y en las malas

En las malas es que de ordinario se prueban los fanáticos puros de un equipo deportivo en general.

Y toca hoy día recordarle este cumplido a los seguidores de los Golden State Warriors en la NBA.

No recuerdo que esta franquicia tuviera muchos seguidores en la isla, o por lo menos en el núcleo de mis amigos universitarios en las décadas del 70 y 80, y más tarde con mis amigos y compañeros profesionales. Eran tiempos en que los Knicks de Nueva York, Boston, Lakers de Los Angeles, Sixers de Filaldefia, San Antonio, Atlanta, Detroit, Chicago, eran los equipos que mayores seguidores tenían en Puerto Rico.

Golden State, que ganó cetros nacionales en 1947, 1956 y 1975 (de la mano de Jamaal Wilkes y Rick Barry) que yo recuerde no era muy mencionado ni seguido entre los boricuas, no al menos, hasta que despuntaron en la década del 2010.

Los Warriors eleccionaron en el sorteo de jugadores a Stephen Curry (2009), a Klay Thompson (2011) y a Draymond Green (2012), y con la firma de cinco años por $25 millones del exjugador Steve Kerr en el 2014, los Warriors, tras realizar otras movidas complementarias, comenzaron a ser potencia en la NBA y desde el 2015 hasta el 2019, ganaron su Conferencia así como campeonatos en el 2015, 2017 y 2018.

Con esa ebullición arrastraron una ola de seguidores, tanto en Estados Unidos como a nivel mundial, y a su vez cientos de fanáticos boricuas se cantaron a favor de ellos.

Pero, la temporada del 2019-2020 le trajo a Golden State una gran tormenta, que apunta a pegar duro.

El estelar jugador Kevin Durant (en la lista de lesionados), se ‘mudó’ de franquicia. Thompson no podrá tirar una bola este año, tras una operación para repararle ligamentos en una de sus rodillas. Con marca de 1-5 esta temporada (hasta el domingo), Golden State perderá por meses a su jugador franquicia, Curry, por una operación en su muñeca izquierda. Otros dos jugadores, Draymond Green (lesión en un dedo de la mano izquierda) y D’Angelo Russell (tobillo), comienzan esta semana fuera de acción y los jugadores Kevon Looney y Jacob Evans, también enfrentan problemas de salud.

Es obvio que los Warriors son un equipo maltrecho. Su cuadro regular esta semana pudiera presentar a tres novatos: el armador Ky Bowman, de 6’2” (con un contrato de dos vías), a Jordan Poole (6’5”) y al delantero fuerte de 6’9”, Eric Paschall, junto al jugador de quinto año, Glenn Robinson III (6’6”) y el centro de siete pies y en su cuatro año en la liga, Willie Cauley-Stein.

Cierto. Apunta a que será una larga temporada para los Warriors y sus seguidores.

Otras columnas de Raymond Pérez

martes, 29 de octubre de 2019

Chirinos: el "tapaíto" de la Serie Mundial

Pasa muy seguido en la Serie Mundial. De la nada, sale un gran héroe, uno de esos que nadie tiene en la mirilla, y se convierte en el jugador símbolo del campeonato.

💬Ver 0 comentarios