Astrid Díaz

Tribuna Invitada

Por Astrid Díaz
💬 0

¿Toldos necesarios?

Sobrevolaba nuestra islita cuando la reacción de los pasajeros en el avión fue: “¡miren los toldos de FEMA!”. Desde el cielo parecen pinceladas azules en el paisaje, desde tierra nos recuerdan nuestra fragilidad ante eventos naturales.

Este es el proyecto “Blue Roof” que el Cuerpo de Ingenieros del Ejército de Estados Unidos, a través de contratistas asignados, instala en más de 75,000 viviendas sin techo. Esto se traduce en 60 millones de pies cuadrados de toldos a instalar.

He tenido la oportunidad de comprometerme a trabajar en este proyecto que marca la etapa inicial de la fase de reconstrucción de Puerto Rico. Y les puedo decir que desde adentro de la casa la perspectiva del que mira el toldo en su techo es otra: cobija a una familia necesitada que lo ve como un alivio temporero en vías de su recuperación.

Los “toldos azules” son necesarios. No son una meta, son un proceso para comenzar a devolverle la tranquilidad a un pueblo sobreviviente de un desastre natural. Detienen el deterioro acelerado de cada casa cuyos ocupantes quieren ver un progreso hacia la reconstrucción y no lo contrario. Permiten que las familias regresen a vivir a sus casas mientras planifican renovarlas bien.

Deseamos que todas las casas afectadas los tengan instalados. Humanamente se necesitan cientos de brigadas que salen diariamente a hacerlo.

Por eso los invito a mirar el “toldo azul” desde otra dimensión. Saliéndonos de las frías estadísticas y matemáticas de pies cuadrados, entramos entonces a su magnitud importante: la realidad humana del que ha sufrido la devastación de su casa, escenario de su hogar.

Mi experiencia al ser parte de esta etapa de nuestra reconstrucción la traduzco en esa mano amiga que llega a cualquier confín de nuestra isla... allí donde por satélite se ha señalado una casa sin techo... nosotros hemos identificado un hermano puertorriqueño cuya familia está esperanzada en un futuro renovado.

Nos toca a todos lograr nuestra reconstrucción unidos como pueblo...todos los esfuerzos son necesarios. Cada paso nos fortalece.

Otras columnas de Astrid Díaz

jueves, 9 de agosto de 2018

Construir sin destruir

Astrid Díaz resalta el valor de la arquitectura como herramienta para preservar nuestra historia y cultura, a la vez que crea ambientes urbanos que elevan nuestra calidad de vida

viernes, 27 de julio de 2018

Un millón de casas inseguras

La arquitecta Astrid Díaz argumenta sobre las ventajas de observar los códigos de construcción de viviendas

viernes, 13 de julio de 2018

MOCHILA SALVADORA

La arquitecta Astrid Díaz explica la importancia de contar con una mochila de reconstrucción dirante una emergencia natural

lunes, 25 de junio de 2018

¿Dónde construir?

La arquitecta Astrid Díaz orienta sobre los mapas de inundación y su utilidad para construir en zonas seguras

💬Ver 0 comentarios