Annette González

Tribuna Invitada

Por Annette González
💬 0

Tomemos el control de nuestro futuro laboral

Desde que surgió la crisis económica en Puerto Rico, la fórmula de los diferentes gobiernos ha sido reducir beneficios y derechos a los trabajadores, provocando que la crisis sea pagada mayoritariamente por este sector, que día a día se empobrece más. 

En estos momentos, el panorama que se avecina no es mejor. Nos enfrentamos a un presupuesto de austeridad, a la privatización, a las reducciones en la aportación al plan médico, inseguridad con nuestras pensiones, a la pérdida de más días y a la posibilidad de eliminar el bono de Navidad y otras bonificaciones.  

Ante este preocupante escenario, tenemos la obligación de proteger a los servidores públicos. Como representantes de los trabajadores, tenemos la responsabilidad de luchar y garantizar mejores condiciones laborales y detener esta práctica de reducir, quitar derechos y beneficios logrados mediante luchas obreras.  Por eso comenzamos a tocar puertas, y finalmente luego de intensos meses  de diálogo logramos llegar a un acuerdo con la Junta de Supervisión Fiscal.  

Con este acuerdo logramos conservar la mayoría de los términos de nuestros convenios colectivos, garantizamos la continuidad del plan médico único del sindicato, sin afectar la aportación patronal, rescatamos y aseguramos la asignación monetaria y la segregación en cuentas individuales de retiro 2000, un bono de firma de $1,000 a todos los miembros que ratifiquen, además de garantizar que recibiremos cualquier beneficio que el gobierno pueda otorgar a los servidores públicos, entre otros. 

Este acuerdo, de ser ratificado, nos dará las garantías necesarias para que no continúen quitando al servidor público derechos y beneficios. Nos saca de la posición más vulnerable en la ecuación presupuestaria, y nos convierte en un ente con el que debes contar a la hora de establecer el presupuesto.   

El domingo, cuando escuchaba el mensaje del gobernador, reafirmé lo importante que fue llegar a este acuerdo con la Junta de Supervisión Fiscal. El trabajador social, el oficial correccional, el inspector, la oficinista, el vigilante, el conserje, el empleado de base del gobierno en general, se preguntó, ¿y dónde quedó yo? ¿Cuándo van a pensar en mí? Y ese es el espacio que nosotros como unión llenamos. Nosotros sí pensamos en el servidor público de base, nosotros sí garantizamos sus aportaciones, nosotros sí le ofrecemos estabilidad, nosotros sí atendimos sus preocupaciones dentro de la realidad económica del país.  

Tomemos el control de nuestro futuro laboral. Te exhorto a que votes a favor de este acuerdo por ti y los tuyos.

Otras columnas de Annette González

💬Ver 0 comentarios