Rafael L. Joglar

Tribuna Invitada

Por Rafael L. Joglar
💬 0

Tributo a los héroes caídos: los árboles

No les llamen escombros. No se quejen y no hablen mal de ellos. No se equivoquen, los árboles fueron nuestra primera línea de defensa. Durante los despiadados vientos huracanados de María, ellos protegieron nuestras vidas y nuestras propiedades. Sin ellos, el impacto sobre nosotros y nuestros hogares hubiese sido de mayor magnitud y peores consecuencias.

En estos días de la “recuperación” de María, quisiera percibir más respeto hacia ellos. Me preocupa que la desesperación post María, evidente en nuestro pueblo, exacerbe esos prejuicios que siempre han existido sobre los árboles. Que si echan hojas, que si atraen sabandijas, que si dañan los edificios, etc. Con preocupación, he observado a personas con sierras de cadena, machetes y hasta maquinaria pesada, masacrando árboles a diestra y siniestra, sin ninguna sensibilidad, sin tomar en consideración que son seres vivientes y que muchos se podrían salvar con algún esfuerzo. Pido más respeto y consideración hacia estos nobles y majestuosos seres que nos dan tanto a cambio de tan poco.

Sí, es cierto, como resultado del huracán María (y en gran medida por nuestra negligencia por sembrarlos en lugares inadecuados o no podarlos), algunos cayeron sobre nuestras viviendas, vehículos y otras propiedades, causando problemas. Sin embargo, no debemos olvidar los beneficios de estos hermosos y maravillosos seres vivientes.

En el hermoso libro Biodiversidad de Puerto Rico: Agustín Stahl, Flora y Hongos, el Dr. Eugenio Santiago, en su capítulo sobre la Flora de la Isla, hace un excelente resumen de la importancia de los árboles y sus beneficios. Comienza diciendo el Dr. Santiago: “los árboles son y dan vida”. Hacen disponible la energía que los humanos y los animales necesitan, ya que toman la energía producida por el sol (lumínica) y la convierten en energía bioquímica (azucares). Producen oxígeno (sin él no hay vida) y ayudan a secuestrar el CO2, combatiendo el cambio climático. Regulan la temperatura, controlan la erosión y las inundaciones. Los árboles son fuente de combustible, alimentos, condimentos, maderas y fibras. Un aspecto muy importante de los árboles que solemos menospreciar es que proveen hábitat (hogar) para una enorme diversidad de organismos (animales, hongos y otras plantas). Como si todo esto fuera poco, los árboles poseen valor ornamental, recreacional, turístico, espiritual, cultural, medicinal, investigativo, y educativo. ¡Casi nada!

Los árboles: ¡Son y dan vida! Vamos a respetarlos, valorarlos y conservarlos. El momento para comenzar un programa de reforestación masiva es ahora. Por favor, no esperemos al próximo huracán.

💬Ver 0 comentarios