José L. Bolívar Fresneda

Punto de Vista

Por José L. Bolívar Fresneda
💬 0

Trump, Dorian y Puerto Rico

El “simulacro” del huracán Dorian nos dejó con dos “tormentitas” que de alguna manera u otra tenemos que resolver si deseamos estar mejor preparados para un evento tan catastrófico como los huracanes caribeños. Me refiero a la trifulca entre el presidente Trump y la alcaldesa de San Juan Carmen Yulín Cruz, conflicto que podría traer ramificaciones nefastas para el país. 

Por otro lado, se destapó el conflicto entre el director ejecutivo José Ortiz y Ángel Figueroa Jaramillo, presidente de la UTIER, con relación a la preparación de esa corporación ante eventos como el que pudiésemos habido sufrir. 

Según los tuits del presidente Trump, “Puerto Rico es uno de los lugares más corruptos en el planeta. Su sistema está quebrantado y sus políticos son corruptos o incompetentes. El Congreso aprobó miles de millones de dólares la última vez, más que cualquier otro [estado] y el dinero fue enviado a los políticos corruptos”. Añadió que él era lo mejor que le había pasado a Puerto Rico.

Trump, demás, alegaba que Puerto Rico había recibido $91 mil millones pero la realidad es otra. El Congreso nos aprobó cerca de $40 mil millones, de los cuales solo se han desembolsado $14 mil millones.

Mientras tanto, Cruz le respondía que debería calmarse y que se saliera del medio para no estorbar a los que realmente están trabajando.  

Por supuesto, esta trifulca no beneficia a nadie en la isla. Necesitamos de esos “billoncitos” para fortalecer nuestra infraestructura, y sin la aprobación del presidente, no los veremos. 

A la vez que los políticos nos tenían como una bolita de ping-pong, José Ortiz nos aseguraba que el servicio eléctrico se restablecería en tres o cuatro días. Señaló que las torres de transmisión estaban mejor diseñadas con los estándares más rigurosos de construcción. Por ende, no se necesitarán las brigadas o helicópteros para hacer las reparaciones que fueron necesarias efectuar luego del paso del huracán María. 

Sin embargo, Figueroa Jaramillo aseguró que la AEE “no está preparada para una recuperación rápida si Puerto Rico fuera afectado por la tormenta tropical Dorian”.  Como si fuera poco, el 26 de agosto, El Nuevo Día reportó que “más de la mitad de las unidades de las plantas generatrices de energía de la isla se encuentran fuera de servicio. De las 16 unidades principales que tienen las generatrices de la AEE, 11 no están disponibles o están fuera de servicio”.

¿Qué podemos aprender de este “simulacro”?  Tenemos un gran problema de proyección en Estados Unidos, y en particular, en la capital y con el presidente. De no atender esta falta de credibilidad- con urgencia- será poco probable que recibamos las ayudas que necesitamos para crear un sistema eléctrico confiable. Esta falta de credibilidad también aplica a la AEE. Tenemos a la UTIER y a José Ortiz dando señales contradictoras. Nunca se atenderán los retos que enfrenta esta corporación si no se habla con “transparencia”. El pueblo se lo merece.

Esperemos que una mejor proyección hacia D.C. resulte en que recibamos los “billoncitos” que tan desesperadamente necesitamos.

Otras columnas de José L. Bolívar Fresneda

jueves, 26 de septiembre de 2019

¿Cuánto nos cuestan las políticas públicas del gobierno?

Los incentivos otorgados para la Ley 52 del 1983 para incentivar el turismo le restan el fisco $111.3 millones y deben mirarse bajo la misma “lupa” que los incentivos corporativos, sentencia José Bolivar Fresneda

martes, 13 de agosto de 2019

Puerto Rico puede superar su crisis

José L. Bolívar Fesneda contesta la pregunta: ¿Qué podemos hacer para contrarrestar la situación tan precaria de Puerto Rico?

💬Ver 0 comentarios