John A. Regis

Tribuna Invitada

Por John A. Regis
💬 0

Trump es verdadero amigo de Puerto Rico

Anoche, en el debate presidencial, Donald Trump le probó a pueblo americano que él es el líder que puede y va a traer los cambios que tanto falta le hacen a la nación. Su contrincante Hillary Clinton hizo lo que se esperaba: repetir líneas embotelladas y distorsionar datos a una audiencia que ya no cree en ella.

En el proceso de primarias de 2008, el presidente Obama dijo que Hillary Clinton está dispuesta a decir lo que sea con el fin de ser presidente. En los 90 minutos del debate, ella no dijo la verdad  sobre su posición el Tratado Trans Pacífico (TPP), su apoyo a la reducción de tropas en Iraq en 2011 y las capacidades nucleares de Irán, entre otros asuntos.

Lo que la nación americana presenció en el debate fue el contraste entre un nuevo agente de cambio y otro del status quo, o sea, más de lo mismo.

Donald Trump estaba enfocado en los asuntos que son importantes hoy para el pueblo americano, como lo son incentivar la economía, reforzar la defensa nacional, revitalizar los cascos urbanos, hacer y mejorar los tratados comerciales, traer miles de empleos y ganancias acumuladas del extranjero a territorio americano y detener la espantosa inmigración ilegal.

Lo que no se esperaba y no se discutió en el debate es cómo afecta o se beneficia Puerto Rico con una administración o la otra.

Donald Trump ha tenido lazos comerciales y ha sido amigo de Puerto Rico por muchos años. Él ha llegado al punto de declarar que cree que la gente de Puerto Rico merece un proceso de libre determinación que brinde a los puertorriqueños una justa y clara selección de status. Como presidente, él hará su parte para asegurar que el Congreso siga la Constitución y que la voluntad en un referéndum a un cambio de status sea considerada, incluyendo la estadidad. 

Clinton, por su parte, ha dicho que asegurará que el status de Puerto Rico sea resuelto. Dice que asegurará que se haga un plebiscito y que respetará la decisión del pueblo. Dice que cree que los puertorriqueños debemos tener derecho al voto presidencial.

El problema con Hillary Clinton es que esas son las mismas promesas que hizo durante las primarias de 2008 cuando el presidente Barak Obama también prometió resolver el problema del status en su primer cuatrienio. Ella formó parte de la administración de Obama durante los pasados siete años y jamás tocaron el tema y jamás resolvieron algo. Posiblemente esta ha sido una de las administraciones que menos han hecho por Puerto Rico.

Si algo podemos esperar de Clinton es lo mismo que ha hecho en el pasado… ¡NADA!

Otras columnas de John A. Regis

martes, 4 de septiembre de 2018

El legado de McCain

John A. Regis, presidente de Puerto Rico-USA Foundation, destaca las contribuciones del fallecido senador republicano

💬Ver 0 comentarios