Iván Garau Díaz

Tribuna Invitada

Por Iván Garau Díaz
💬 0

Trump impulsará la estadidad

Ahora sí llegó la hora del nuevo cambio. Como bien sabemos, el  resultado de las elecciones fue una respuesta informada y reflexiva de la mayoría del pueblo a la colonia caduca y al colapso económico de la misma.

La necesidad humana y el equilibrio puertorriqueño requieren implantar cambios, ideas y proyectos nuevos anticolonialistas. La lucha democrática hasta nuestros días será entre el colonizado elitista y los descolonizadores hasta que se liquide la colonia de 118 años.

En Borinquen, hablarse así mismo es hablar con los demás. Y aun cuando hablamos en voz alta, seguimos hablando en voz baja. Voz del colonizado, víctima de “La Mordaza”, digo yo. Voz del elector que este año aprendió que el ELA murió en el gobierno de Estados Unidos, lo que resulta una decisión visionaria. También medicina para la reconstrucción de la crisis económica colonial.

El típico líder colonizado siembra miedo y aspira al poder personal para bienestar de su elite. En su partido dirige el caudillismo y la maquinaria que ostenta un pequeño grupo elitista. No hay voluntad de sus miembros y afiliados en la selección de los candidatos de los partidos.

Las determinaciones de los partidos son a través del ajedrez político de fichas jugadas y combinaciones de ese paternalismo. Papás de predominio de élite, autoritarios, semidemócratas y ”liberales”.

El partido colonial cuando gobierna no responde a las iniciativas ciudadanas, surgidas desde abajo y desde la periferia, como ha sucedido tradicionalmente en el PPD, desde arriba, sin asambleas de partido, sin primarias desde la época de don Roberto Sánchez Vilella hasta el Dr. David Bernier. Ellos no fueron seleccionados a través de la voluntad del pueblo para dirigir y ser candidatos a gobernador del PPD.

El pueblo habló. El poder de la voluntad del pueblo hay que implantarla con equilibrio. Entre Estados Unidos y Puerto Rico hay un puente con la ciudadanía de Estados Unidos de América desde hace 100 años. El poder personal sin ideología es una tragedia pervertida de insuficiencias que dominan la ceguera de cambio para el bienestar común.

Ahora sí, corresponde al liderato del PNP ejercer el poder mayoritario para cumplir con las promesas, con la verdad, sin exagerar, con respeto constante y enérgico a nuestros derechos naturales, humanos y civiles. El compromiso es obtener la estadidad con el nuevo modelo económico que implica que debe ser aprobado por la Junta de Supervisión Fiscal como mandatarios del Congreso Federal.

Si este ideal de libertades, trato igual, de trato justo que implica la estadidad funciona, de seguro habremos de avanzar significativamente hacia mejores crecimientos de nuestra economía.

Como todos sabemos, el prócer don Luis A. Ferré incluyó en el  Preámbulo de nuestra Constitución, “que el ejercicio de nuestro derecho natural ahora creamos dentro de nuestra unión con los Estados Unidos de América.

Ferré, caballero de la política que dedicó su vida a la defensa de la estadidad, fue quien obtuvo el respaldo de los presidentes republicanos al estado 51 de parte de los presidentes, Hon. Eisenhower (1960), Hon. Richard Nixon y Ronald Reagan. Lo mismo hizo en 1988 George H. Bush, quien impulsó la estadidad. El presidente Bush (padre) le otorgó en 1991 a don Luis Ferré la medalla de Libertad.

Ferré nos encaminó a las buenas relaciones con los presidentes republicanos y el presidente electo Donald Trump no será la  excepción de la histórica descolonización en medio en un mundo en crisis y de globalización incierta.

Los que se oponen a descolonizar con diseños contrapuestos son adversarios. Solo somos contrincantes ideológicos no enemigos. Bienvenidos todos sin rencores a colaborar en las metas de igualdad, felicidad, desarrollo económico balanceado, justicia social y en las operaciones fiscales para rehabilitar la quiebra colonial.

El 2017 comienza el nuevo gobierno que prometió impulsar la transición ordenada de la estadidad, con gestiones al efecto en la Oficina del Presidente de los Estados Unidos de América, en el Congreso federal y en la Junta de Supervisión Fiscal (JSF), que tiene el modelo económico estadista a seguir para mitigar la crisis.

Otras columnas de Iván Garau Díaz

viernes, 6 de octubre de 2017

Despierta nuestra gratitud

El licenciado Iván Garau argumenta sobre el agradecimiento que tenemos los puertorriqueños por las ayudas que hemos recibido en momentos de crisis

jueves, 14 de septiembre de 2017

Irma acentuó la solidaridad boricua

El abogado Iván Garau reflexiona sobre los gestos solidarios que han aflorado en la isla tras el paso del huracán Irma

💬Ver 0 comentarios