Bernie Sanders

Tribuna Invitada

Por Bernie Sanders
💬 0

Trump: menos tuits, más ayuda

Puerto Rico ha sido devastado. La isla carece de electricidad, alimentos, agua y combustible. La gente no puede obtener la atención médica que necesita, y los profesionales advierten sobre una inminente crisis de salud.

Como ciudadanos estadounidenses, los puertorriqueños tienen derecho al mismo tipo de respuesta que la ciudadanía de Texas, Florida, Vermont y otras regiones del país que han sido duramente golpeados por desastres naturales. El presidente Donald Trump debería concentrar sus energías en ayudar a reconstruir Puerto Rico, sin atacar a la alcaldesa de San Juan, Carmen Yulín Cruz.

No, señor presidente. Cuando el Congreso acaba de aprobar un proyecto de ley de defensa por casi $700 mil millones (billions) y ahora está debatiendo una propuesta republicana para otorgar hasta $5 billones (trillions) en reducciones de impuestos a corporaciones grandes y ricas, entonces sí tenemos los recursos para dar a Puerto Rico la ayuda que siempre le brindamos a los estados y a las comunidades severamente afectadas por los huracanes.

Al igual que muchos estadounidenses, estoy profundamente preocupado por la inadecuada respuesta federal a la devastación causada por el huracán María, que fue acertadamente descrita como “apocalíptica”. En los días posteriores a la tormenta, conversé con la alcaldesa de San Juan, Carmen Yulín Cruz, y el cuadro que describía era bastante sobrecogedor.

A corto plazo, trabajando con las autoridades locales, tenemos que asegurarnos de que cada comunidad de Puerto Rico reciba la comida, el agua, el combustible y otras necesidades básicas que necesitan desesperadamente. Los hospitales y las escuelas deben ser reabiertos. Se deben recuperar los servicios de electricidad y telefonía en cada comunidad. Y se debe buscar vivienda decente para todos.

A más largo plazo, el Congreso debe trabajar con el pueblo de Puerto Rico para transformar su costoso, anticuado e inadecuado sistema eléctrico. Los puertorriqueños pagan el doble que la mayoría de la gente en en los estados continentales por electricidad y por un servicio que ha sido mucho menos confiable y efectivo. Como una isla con extraordinarias capacidades solares y eólicas, se debe construir un nuevo sistema de distribución energética que se base en la sostenibilidad y no en el costoso combustible fósil. Esto no sólo proporcionará un servicio eléctrico más barato, sino que le permitirá a Puerto Rico resistir mejor los futuros ambates de la naturaleza.

Además, no es ningún secreto que la isla ha luchado durante mucho tiempo con una deuda insostenible, una tasa de desempleo astronómica y altos niveles de pobreza. Permítanme ser muy claro al decir que la Ley federal PROMESA de 2016, que trata a la isla como una colonia, no es la respuesta. El pueblo de Puerto Rico, a través de los funcionarios elegidos por ellos mismos, debería determinar el futuro de la isla, no una junta de siete miembros. No debería permitirse que los fondos buitre de Wall Street obtengan enormes beneficios y se lucren de la miseria del pueblo puertorriqueño.

Ahora es el momento para que todos los estadounidenses se unan. Ahora es el momento para que el presidente Trump abandone sus insultantes tuits. Ahora es el momento de reconstruir a Puerto Rico.

Otras columnas de Bernie Sanders

jueves, 5 de octubre de 2017

Trump: less tweets, more help

Senator Bernie Sanders calls for more action and responsibility from the President Trump on Puerto Rico's humanitarian crisis

💬Ver 0 comentarios