Juan Lara

Punto de vista

Por Juan Lara
💬 0

Trump y la Reserva Federal

Algo inusual y riesgoso está ocurriendo con la política monetaria en Estados Unidos. Y no es que la Reserva Federal esté haciendo experimentos imprudentes con las tasas de interés o los agregados monetarios.

Es que el presidente Donald Trump está violando una de las normas más básicas de la política económica: que los jefes de estado no deben interferir directamente con las decisiones y la actuación de las autoridades monetarias de un país.

La política monetaria tiene que ver con influenciar las tasas de interés y manejar la masa de dinero circulante en una economía con el fin de mantener un buen nivel de empleo y estabilidad de precios. Esta función la realiza el banco central del país, que en el caso de Estados Unidos es el Sistema de la Reserva Federal.

A lo largo de los años, se ha desarrollado una ética de no-intervención de las autoridades políticas con el banco central de un país. La independencia del banco central se considera indispensable para que la política monetaria no sucumba a las presiones políticas del gobierno de turno, sino que se enfoque exclusivamente en la misión de proveer estabilidad económica y financiera.

Por lo visto, el presidente Trump no se siente obligado por esta respetable tradición. Lleva más de un año emitiendo “tuits” y otras expresiones públicas en las que critica abiertamente a la Reserva Federal por mantener las tasas de interés más altas de lo que a él le parece adecuado. Sus ataques han llegado al punto de provocar una reacción de los pasados cuatro presidentes de la Reserva: Paul Volcker, Alan Greenspan, Ben Bernanke y Janet Yellen.

Estos cuatro exbanqueros centrales de Estados Unidos publicaron una columna la semana pasada en el Wall Street Journal en la que señalan que “es crítico preservar la capacidad de la Reserva Federal de tomar decisiones basadas en los mejores intereses de la nación, no en los intereses de un pequeño grupo de políticos”.

¿Por qué el presidente Trump quiere que la Reserva baje las tasas de interés? Básicamente, porque quiere evitar que la economía desacelere, o entre en recesión, antes de las próximas elecciones. En otras palabras, el presidente quiere que el banco central le allane el camino a la reelección. Eso iría totalmente en contra de la buena etiqueta en el comportamiento de un banco central.

Hace varias semanas, ocurrió lo que se llama una inversión de la curva de rendimientos. En esencia, esto significa que las tasas de interés de corto plazo pasaron a estar más altas que las de largo plazo, lo cual no es normal. Típicamente, vemos que tiende a ocurrir una recesión más o menos un año después de que se invierte la curva de rendimientos.

Esto es lo que tiene azorado al presidente Trump; el temor de que la economía se le vire en contra en medio de su campaña de reelección. Por eso quiere que la Reserva Federal reduzca agresivamente las tasas de interés. Hace apenasuna semana, la Reserva lo complació a medias, con un recorte de un cuarto de punto porcentual en la tasa de fondos federales. Pero el presidente Trump quiere mucho más.

Es irónico, pero el comportamiento del presidente Trump podría provocar justamente lo que quiere evitar. El distinguido economista Joseph Stiglitz, premio Nobel de Economía y destacado experto en política económica, dijo hace unos días en una entrevista radial que Trump le está “tirando granadas” a la economía mundial con su política de confrontación con China y otros países. Esas “granadas” podrían provocar la recesión que tanto teme.

Otras columnas de Juan Lara

miércoles, 6 de noviembre de 2019

La cultura del endeudamiento

El problema ha sido una cultura de administración pública que no se deja amarrar por las reglas existentes. Un elemento central de esa cultura es la falta de transparencia, plantea Juan Lara

jueves, 24 de octubre de 2019

Promesa en las noticias

Lo que queda por hacer es vital para nosotros, pero no para los bonistas. En ese sentido, la Junta ya no hace falta, ni la Ley Promesa, argumenta Juan Lara

martes, 15 de octubre de 2019

Una nueva cara para la Junta de Supervisión Fiscal

En la agenda de Promesa todavía quedan dos grandes tareas: asegurar un presupuesto gubernamental balanceado y realizar un programa de reformas económicas, plantea Juan Lara

lunes, 30 de septiembre de 2019

Retos de la sostenibilidad de la deuda

Juan Lara indica que la aprobación del plan de ajuste significará el fin judicial de la quiebra del gobierno, pero queda mucho por hacer para tener un sistema fiscal equilibrado y que pueda cubrir los gastos públicos esenciales

💬Ver 0 comentarios